La intercampaña sigue siendo un desastre (Por: Alejandra Ortega)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

Por parte de los llamados independientes el INE negó el registro al El Bronco y Ríos Piter, Margarita es hasta ahora la única que estará en las boletas, pero no porque no haya tenido firmas falsas, sino que el Instituto Electoral dijo que como no eran muchas, pues pasaba. Algo así como aquél ominoso casi de un alcalde de Nayarit que dijo que había robado, pero poquito

Morelia, Michoacán, 19 de marzo de 2018.- La intercampaña sigue siendo un desastre.

Por parte de los llamados independientes el INE negó el registro al El Bronco y Ríos Piter, Margarita es hasta ahora la única que estará en las boletas, pero no porque no haya tenido firmas falsas, sino que el Instituto Electoral dijo que como no eran muchas, pues pasaba. Algo así como aquél ominoso casi de un alcalde de Nayarit que dijo que había robado, pero poquito, como si “poquito” no fuera fraude.

No cabe duda que esta estrategia de la ahora independiente Margarita es orquestada por el PRI para restarle votos a Anaya y desbancarlo del segundo lugar en las encuestas, algo así como lo que se hizo con Juan Zepeda en el Estado de México, y el asunto no fue menor, las firmas rechazadas fueron más de 3 millones 200 mil, a pesar de estas cifras alarmantes, dos de ellos han dicho que no se quedarán así y buscarán las formas legales para estar en las boletas.

Y la estrategia de Margarita llama la atención, porque además del enorme recurso que se necesita para estar haciendo campaña en todo el país, de instalar módulos para recabar firmas en muchas ciudades, los cuales por lo menos en Morelia siempre vimos vacíos, ella recientemente cambió su imagen, dejó los colores morados de los independientes y ha empezado a vestir de azul, el azul PAN, y lo mismo hace con su marca, combinándolo con el naranja, que son emblemáticos de Acción Nacional.

Seguramente con ello quiere enviar el mensaje a los panistas de que de éste lado, con ella, también hay PAN, otro PAN, pero PAN al fin, y que puedan sumársele más militantes porque hasta ahora la supuesta desbandada que se daría en ese partido pues no ha ocurrido.

Y quienes salieron diciendo pestes del blanquiazul fueron los ex colaboradores de Felipe Calderón en su gobierno, que en su mayoría no eran realmente panistas, pero sí parte de un proyecto distinto y poderoso: el ITAM.

Ese grupo que ha manejado al país en la parte económica desde hace 32 años, empezando con el secretario de Hacienda de De la Madrid, Gustavo Petricioli en 1986, cuando se da la peor caída del peso; o Pedro Aspe Armella con Salinas; Jaime Serra Puche y Guillermo Ortiz con Zedillo; Francisco Gil Díaz con Fox; Agustín Carstens con Calderón y Videgaray, Meade y José Antonio González con Peña Nieto.

Es una larga carrera de los itamitas tecnócratas llevando las riendas de la economía de esta nación, muy mal llevada por cierto, porque con ellos se pasó de índices de crecimiento muy alentadores y positivos de 6.6% en promedio en los años 70 y que cayó hasta .67% en 2001. Y hasta ahora el PIB no ha podido elevarse más allá del 3%.

Son ellos también los que nos llevaron al TLCAN, convirtiéndonos en un país que exporta materias primas de excelente calidad a Estados Unidos a bajos costos, pero obligados a comprar todo lo que ese país ordena, así sean misiles, en las condiciones y precios que dicta, pero esta élite itamita, también ha podido colarse a otros sectores estratégicos del gobierno como PEMEX, CFE, Infonavit o Banobras.

Por ellos no sorprende que Margarita esposa del ex presidente Felipe Calderón, ambos itamitas, sea una suerte de comodín en estas elecciones y que ayuden a minar la campaña de Anaya, lo que ayudaría a Meade, pieza fundamental en el proyecto de la élite del ITAM, que buscan colocar otro presidente del país como lo hicieron con Calderón.

El juego estratégico es interesante porque entre los independientes hay otro con esas mismas siglas: Ríos Piter, que seguramente no se quedará de brazos cruzados y buscará estar también en la boleta para lograr atomizar ese voto que ayudaría al PRI y Morena.

Y los problemas también se observan en Morena, en donde esta semana se difundió un video en el que Paco Ignacio Taibo arremetía contra Alfonso Romo, uno de los colaboradores más allegados a Andrés Manuel y que fustigó de forma agresiva por enviar mensajes de confianza a los empresarios, asegurándoles que no se tocarían las reformas. Taibo respondió que en el último consejo de Morena se ratificó echar abajo las reformas neoliberales y nocivas, demanda que deberá seguir viva.

En este punto, sería interesante ver cómo le harán para no tocarlas, porque hay que tomar en cuenta que entre sus filas tienen a la CNTE que lleva mucho tiempo contra la reforma educativa. Qué pensarán estos profesores del ala más radical, de que ahora Obrador no quiera ni tocarla.

De igual forma, durante la Convención Bancaria en Acapulco, donde AMLO dijo que si gana no va a afectar a la banca “en nada” y les pidió tenerle confianza.

Parece que ahora los morenistas se están dando cuenta que Obrador tal vez no es el líder duro y de la izquierda que ellos pensaban.