Los bomberos merecen reconocimiento, apoyo y aplausos / Alejandra Ortega

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora de ATIEMPO.MX, con una amplia trayectoria de más de 15 años en los medios de comunicación

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora de ATIEMPO.MX, con una amplia trayectoria de más de 15 años en los medios de comunicación

Trabajo sacrificado en horas y condiciones, en espacios y retribución económica. Sin embargo, y a pesar de que su desempeño es fundamental en cualquier comunidad, tienen que soportar tratos indignos por parte de los gobiernos, que escatiman siempre los apoyos para estos personajes que exponen su vida y su integridad cada vez que salen a atender alguna contingencia.

Morelia, Michoacán, 06 de mayo de 2017.- Reconocimiento, apoyo y aplausos de todos, es lo que deberían tener los hombres y mujeres bomberos.

Trabajo sacrificado en horas y condiciones, en espacios y retribución económica. Sin embargo, y a pesar de que su desempeño es fundamental en cualquier comunidad, tienen que soportar tratos indignos por parte de los gobiernos, que escatiman siempre los apoyos para estos personajes que exponen su vida y su integridad cada vez que salen a atender alguna contingencia.

En Morelia no es distinto y lo preocupante es la forma tan hostil con la que están tratando a estos grupos, en los cuales hay muchos voluntarios, que ni siquiera sueldo tienen.

El martes pasado, estos elementos decidieron tomar las oficinas centrales de Protección Civil y Bomberos, como una forma de manifestar su descontento por el poco apoyo que han recibido por parte del Ayuntamiento de Morelia.

Pues no cuentan con equipo ni maquinaria para desempeñar su labor y sólo tienen una camioneta pick up y dos motobombas para atender una ciudad con más de un millón de habitantes. ¿Las demás unidades? están descompuestas.

Pues después del fuerte incendio de hace unas semanas en la central de abastos, en donde se quemaron por horas, varios contenedores de combustible dejó en peores condiciones estas unidades.

Los bomberos afirman que los trajes especiales y el equipamiento que utilizan, están en malas condiciones y ya rebasan su vida útil, lo que evidentemente representa un grave problema para su seguridad.

Los morelianos sabemos de los problemas económicos que tiene nuestra ciudad y nuestro estado, producto de los malos manejos y abusos desmedidos de algunos políticos, pero hay sectores que no deben desatenderse porque dejan a los ciudadanos vulnerables.

Estos últimos días nos ha sorprendido mucho la respuesta del alcalde Alfonso Martínez a las exigencias de estos trabajadores, al asegurar que iniciará una investigación que permita saber el por qué se descompusieron de repente todos estos vehículos y unidades, pues le parece muy raro que esto pueda pasar.

Y no quedó ahí la cosa, también Yankel Benítez, secretario de Administración del Ayuntamiento, dijo que la toma que hicieron los bomberos era ilegal y que irían con un notario público a levantar las actas de los hechos.

Triste reacción, pues trabajar con tres unidades y equipamiento que ya es obsoleto, además de que sólo reciben como sueldo 4 mil 500 pesos al mes, no es para ponerse a saltar de gusto, al contrario y creo que no sólo el ayuntamiento, sino todos los morelianos deberíamos ser más sensibles y solidarios con la labor de estos hombres y mujeres que están dispuestos a poner en riesgo su integridad por salvar la vida de cualquiera de nosotros.

Y para que nos dé un poco de vergüenza: el año pasado el supuesto apoyo que recibieron los Bomberos Voluntarios por parte del Ayuntamiento, fue respaldarlos para una colecta que hicieron en las calles de la ciudad, pidiendo cooperación a los morelianos.

Este año volvieron a hacer lo mismo, el ayuntamiento sólo da su aval para que los elementos puedan pedir cooperación económica en las calles.

Y la desilusión y frustración fue grande, muy grande, pues sólo se alcanzó una ínfima parte de la meta que tenían. Los bomberos, esos que muchos llamamos héroes, que salvan el patrimonio y la vida de muchos ciudadanos, sólo pudieron recaudar unos 6 mil pesos.

No cabe duda que nuestra sociedad adolece de sensibilidad, de sentir empatía por los demás, porque creemos que nos merecemos todo.

Que sea está la oportunidad para solidarizarnos con ellos y mostrar nuestro verdadero apoyo y agradecimiento y colaborar ahora que ellos lo requieren.

No vaya a ser que lo que realmente esté de fondo, sea una privatización de los servicios que prestan los bomberos.