Editoriales

Los medios hoy / El 95 por ciento

¿Se imaginan? ¿Qué se oye mejor?: “¿Estamos a cinco trompones de erradicar a los templarios” o… “¡YA! Estamos a solo un UNO POR CIENTO de ponerles en su máuser a los templarios?
¿Se imaginan? ¿Qué se oye mejor?: “¿Estamos a cinco trompones de erradicar a los templarios” o… “¡YA! Estamos a solo un UNO POR CIENTO de ponerles en su máuser a los templarios?

Lo dijo José Martín Godoy Castro, el procurador General de Justicia del Estado ante los diputados del Congreso del Estado: se ha disminuido hasta en un 95 por ciento a los grupos criminales. Y la nota no me llamaría la atención si no fuera por ese “95 por ciento”

Morelia, Michoacán, 26 de agosto de 2014.- OIGA ¿CÓMO LE HACEN?

Lo dijo José Martín Godoy Castro, el procurador General de Justicia del Estado ante los diputados del Congreso del Estado: se ha disminuido hasta en un 95 por ciento a los grupos criminales. Y la nota no me llamaría la atención si no fuera por ese “95 por ciento”.

¿Que las extorsiones han disminuido? Pus sí, han disminuido, pero también queda claro que muchos todavía siguen pagando, porque déjenme decirles que la base de contribuyentes y tributarios de los templarios era amplísima.

¿Que los secuestros han bajado? Creo que la mejor respuesta la tiene ese odioso promocional de Hacienda: “quién sabe… quién sabeeeee”.

¿Que el robo ha bajado? Eeeeeso sí lo dudo.

Lo cierto es que al procurador como a toda autoridad estatal, y de todos los sectores, regularmente les falla la metodología. Ellos prefieren el tanteo, el aprox y les fascina el más o menos, pero además los diputados, con todo y asesores se la tragan toda (la estadística). Un reportero les puede preguntar: ¿y cuánto ha bajado la criminalidad? Y ellos pueden responder “pos un 95 por ciento”, pero quienes le piensan tantito, con un poco de sentido común, sabemos que solo hay de dos sopas: la fuente tiene cifras metodológicamente poco confiables o, de plano nos quiere tomar el pelo con una mentirilla.

BUENO ¿PERO CÓMO LE HACE?

Sí, una buena pregunta después de cuánto ha bajado la criminalidad sería: ¿podría explicarnos a los tlacuaches cuáles son los elementos cualitativos y cuantitativos en los que se basa para asegurar que se ha erradicado precisamente el “95 por ciento” de los grupos delictivos? O sea ¿por qué es un 95 por ciento y no un 94 ó 96 por ciento? La respuesta tal vez se debe a que el 95 por ciento es menos ridículo que un 98 ó 99 por ciento.

¿Se imaginan? ¿Qué se oye mejor?: “¿Estamos a cinco trompones de erradicar a los templarios” o… “¡YA! Estamos a solo un UNO POR CIENTO de ponerles en su máuser a los templarios?

SÍ PERO ¿CÓMO LE HACE?

Quiero pensar que con el dato del procurador, de los templarios sólo queda un cinco por ciento de su estructura operativa, financiera y social. Que ese cinco por ciento continúa cobrando derecho de piso, extorsiones, secuestros, administrando el terror que sembraron durante el cardenismo del Tatita. Que ese cinco por ciento es lo que en términos estadísticos representa la Tuta ¿qué curioso no?: la Tuta nació con el Tata.

– NO, NO, ¿CÓMO LE HACE?

– ¿CÓMO LE HAGO PA´QUÉ PINCHI CHAMACA?

– ¿CÓMO LE HACE PARA CUANTIFICAR UN 95 POR CIENTO?

– EEEH, PUS TENEMOS NUESTRAS CUENTAS, IGUAL QUE EL PEJE.

Nunca voy a dejar de reconocer los logros en el combate al crimen organizado, ya lo dije antes y lo repito hoy: fueron duros los golpes, sobre todo apoyados por la hoy llamada Fuerza Rural. Sería insensato no reconocer que la estructura de mando templaria ha sido muy golpeada, pero igualmente se me hace insensato hacer una cuantificación tan temeraria como ese misterioso “95 por ciento”.

Allá ellos y sus curiosas cuentas (igual yo estoy equivocada), después de todo las mentirillas salen a relucir tarde o temprano.

¡¡Buen martes para todooooos!!

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: