Los medios hoy / Mamá Rosa

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Tiene bastantes años que no la veo, pero en el tiempo que la llegue observar, noté en ella a una mujer dura y soberbia, pero eso sí… muuuuuy carismática

Tiene bastantes años que no la veo, pero en el tiempo que la llegue observar, noté en ella a una mujer dura y soberbia, pero eso sí… muuuuuy carismática

El asunto de Mama Rosa era cosa ya cantada y sabida de muchísimo tiempo atrás. Tolerada, cuestionada e incluso reconocida, la señora es un clarísimo ejemplo de contrastes. Tenía fama de prepotente, tan prepotente que decía ser comadre de la reina Isabel de Inglaterra

Morelia, Michoacán, 16 de julio de 2014.- El asunto de Mama Rosa era cosa ya cantada y sabida de muchísimo tiempo atrás. Tolerada, cuestionada e incluso reconocida, la señora es un clarísimo ejemplo de contrastes. Tenía fama de prepotente, tan prepotente que decía ser comadre de la reina Isabel de Inglaterra, a la que cariñosamente le decía “mi comadre Chabela”.

Tiene bastantes años que no la veo, pero en el tiempo que la llegue observar, noté en ella a una mujer dura y soberbia, pero eso sí… muuuuuy carismática.

La última vez que la vi, fue en uno de tantos desfiles que se hacen en la capital michoacana; no sé si de la independencia o en honor al Generalísimo. Estaba acompañada por un montón de chamacos un tanto mal uniformados, pero limpios, pelones, prietos y muy inquietos; cada uno de ellos con un instrumento musical de viento. Sólo la presencia de la ñora los ponía en paz. Antes de iniciar el desfile (donde ella misma marchó) les ordenó tocar una rola, y como soldaditos los chavitos empezaron el toquín, muy coordinados. A mí me sorprendieron. Alguien por ahí dijo, “Mira, hasta música les enseña la vieja esa”.

La dureza de Mamá Rosa ya no se asimila hoy, las nuevas generaciones ya no aguantan la fuerte disciplina ni los regaños de la gente de antes. Si se cometieron abusos o no, ya la investigación y testimonios lo dirán. Por ahora su detención y el asalto de las fuerzas federales a la casa-hogar va a tener muchas, pero muuuuuuuchas manifestaciones a favor y en contra, así como con Mireles.

Mamá Rosa, al igual que otro michoacano, Marcial Maciel también fueron botín político, pues mucho gandalla electoral (desde candidatos hasta presidente) no perdieron la oportunidad de tomarse la foto con ellos, de invitarlos a eventos, ceremonias y hoy son repudiados (al menos por una parte).

Antes (en el caso del fundador de Los Legionarios de Cristo), asistir a un cumpleaños de este sacerdote puerco era sinónimo de alto estatus político y social, hoy no creo que alguien quiera presumir en el feis alguna foto con este mequetrefe que hasta fue borrado de cualquier expediente en la iglesia católica. Espero que a Mamá Rosa no le pase algo similar.

La fama de doña Rosa María del Carmen Verduzco era conocida desde la década de los 40. Mi propia madre solía amenazarnos cuando ya los cuerazos eran insuficientes: “si siguen jodiendo los llevo al internado de Mamá Rosa ¡para siempre, cabrones!” Nosotros luego-luego nos quedábamos mansitos. Mamá Rosa era pues el Coco para los guaches de mi pueblo.

El caso es tan destacado que prácticamente todos los medios nacionales le brindan un espacio entre sus páginas, pero solo Excélsior le da la principal de sus noticias: Rescatan a 458 niños de albergue en Zamora.

Ya en lo local, TODOS le dan la primera plana, en donde el “RESCATE” suele ser el meollo del asunto. Veamos lo que dicen LOS MEDIOS HOY:

PROVINCIA: “Rescata PGR a 496 infantes de casa-hogar”. Aunque prácticamente todos los medios se portan oficialistas, lo que los hace diferentes sólo es la forma. En el caso de Provincia pareciera que replica textual el comunicado de la PGR.

CAMBIO DE MICHOACÁN: Rescata PGR a 500 niños del albergue de “Mama” Rosa. Cambio y Provincia comparten similitud en la cabeza, y por consiguiente, la misma oficialidad. Donde no coinciden es en la cantidad.

LA VOZ DE MICHOACÁN: “Destapan ‘infierno’ de la ‘Mama Rosa’”. La Voz y La Jornada tienen algo en común: ambos ponen de su cosecha el “infierno”, una especie de calificativo para abundar más a lo dicho de forma oficial por la autoridad.

LA JORNADA MICHOACÁN: “Casa hogar de Zamora, infierno para 500 niños”. Esta cabeza podría pensarse que es lo dicho en entrevista por alguna autoridad o alguno de “los rescatados”, ¿o tal vez es el sentir del mismo periódico?

EL SOL DE MORELIA: “Liberan a menores”. Como ya lo he dicho antes, esos de El Sol son como el burro que tocó la flauta, y de tantas locuras, a veces les sale una buena, como la simplicidad de este encabezado que, me parece, se aleja de calificativos y se porta muy objetivo, tal vez por influencia de su hermano (¿mayor?) de Zamora, que seguramente le proporciona información privilegiada de primera mano.

Bueno, pus aquí le paramos.

¡¡¡Buen Miércoles para todoooooooos!!!