Editoriales

Los “premios” legislativos / Jorge Álvarez Banderas

El autor, Jorge Álvarez Banderas, es un prestigiado y reconocido Doctor y académico especializado en temas legales y fiscales, además de coordinador general del CIJUS de la UMSNH
El autor, Jorge Álvarez Banderas, es un prestigiado y reconocido Doctor y académico especializado en temas legales y fiscales, además de coordinador general del CIJUS de la UMSNH

Las diputaciones plurinominales parecen ser un premio y por tanto su remuneración económica debería ser sujeta del Capítulo VII del Título IV de la Ley del Impuesto Sobre la Renta denominado “de los ingresos por la obtención de premios”, seguramente esta medida permitiría el fortalecimiento de las tan alicaídas finanzas públicas en México

Morelia, Michoacán, 16 de junio de 2015.- La Real Academia Española define al premio como una recompensa, galardón o remuneración que se da por algún mérito o servicio, la Ley del Impuesto Sobre la Renta considera a los premios como un ingreso para efectos fiscales, los derivados de la celebración de loterías, rifas, sorteos, juegos con apuestas y concursos de toda clase, autorizados legalmente.

Pareciera que la figura de diputados asignados por el principio de  representación proporcional en los órganos legislativos en México derivado de las listas regionales de las circunscripciones plurinominales, es un premio en los términos anteriores y por consecuencia la dieta económica recibida.

La elección de los 200 diputados según el principio de representación proporcional y el sistema de asignación por listas regionales, se sujeta a bases constitucionales y a lo que disponga la ley, siendo entonces que un partido político, para obtener el registro de sus listas regionales, deberá acreditar que participa con candidatos a diputados por mayoría relativa en por lo menos doscientos distritos uninominales.

Todo partido político que alcance por lo menos el tres por ciento del total de la votación válida emitida para las listas regionales de las circunscripciones plurinominales, tendrá derecho a que le sean atribuidos diputados según el principio de representación proporcional.

Al partido político que cumpla con las dos bases anteriores, independiente y adicionalmente a las constancias de mayoría relativa que hubiesen obtenido sus candidatos, le serán asignados por el principio de representación proporcional, de acuerdo con su votación nacional emitida, el número de diputados de su lista regional que le corresponda en cada circunscripción plurinominal.

En la asignación se seguirá el orden que tuviesen los candidatos en las listas correspondientes. Ningún partido político podrá contar con más de 300 diputados por ambos principios. En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios que representen un porcentaje del total de la Cámara que exceda en ocho puntos a su porcentaje de votación nacional emitida.

Esta base no se aplicará al partido político que, por sus triunfos en distritos uninominales, obtenga un porcentaje de curules del total de la Cámara, superior a la suma del porcentaje de su votación nacional emitida más el ocho por ciento; las diputaciones de representación proporcional que resten después de asignar las que correspondan al partido político que se halle en los supuestos de las fracciones IV o V del artículo 54 constitucional, se adjudicarán a los demás partidos políticos con derecho a ello en cada una de las circunscripciones plurinominales, en proporción directa con las respectivas votaciones nacionales efectivas de estos últimos, debiendo la ley electoral desarrollar las reglas y fórmulas para estos efectos.

En Michoacán lo anterior se regula en el artículo 20 constitucional.

Por lo visto, basta tener una buena relación con quien elabora las listas en cita para que a sus más cercanos los pongan en los primeros lugares de éstas, pareciendo ser un premio y por tanto su remuneración económica ser sujeta del Capítulo VII del Título IV de la Ley del Impuesto Sobre la Renta denominado “de los ingresos por la obtención de premios”, seguramente esta medida permitiría el fortalecimiento de las tan alicaídas finanzas públicas en México.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: