Los suspirantes… Ahora sí, el debate con casa llena

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Los debates no le van bien a Alfonso Matínez, porque le tocó, como a José Antonio Meade, defender a un pésimo gobierno, que para colmo de males, en este caso es el que él mismo encabeza

En cuanto a la mecánica del debate, no me pareció la más afortunada, pues fue cuadrada y limitada en los tiempos de participación, de intercambios y de réplica de los candidatos

Los debates no le van bien a Alfonso Martínez, porque le tocó, como a José Antonio Meade, defender a un pésimo gobierno, que -para colmo de males- en este caso es el que él mismo encabeza

Morelia, Michoacán, 30 de mayo de 2018.- Ahora sí se concretó el debate entre los siete candidatos a la Presidencia Municipal de Morelia.

Como era de esperarse, al término del mismo todos se asumieron ganadores, desde Carlos Quintana Martínez, hasta Daniela de los Santos Torres, Raúl Morón Orozco, Constantino Ortiz García, César Santoyo Muñoz, Fausto Vallejo Figueroa y hasta Alfonso Martínez Alcázar.

Por segunda vez consecutiva –si contamos aquél debate de hace dos semanas, entre sólo cuatro aspirantes-, lo que más llamó la atención fue el encontronazo entre Carlos Quintana, abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, y el candidato independiente que busca la reelección, Alfonso Martínez.

Con su actitud, el ex panista demostró otra vez una de dos cosas: 1) Que le duelen en serio los señalamientos de su ex correligionario; o 2) Que sus encuestas internas lo ponen en desventaja contra él, pues las dos veces que se han encontrado se ha comportado como alguien que va en segundo lugar o que está temeroso de perder la ventaja.

Sin embargo, los debates no le van bien al presidente municipal con licencia, porque hoy que ya están las campañas ya no hace sólo críticas al viento, pues ahora sí hay quien le conteste, pero además, porque le tocó, como a José Antonio Meade, defender a un pésimo gobierno, que -para colmo de males- en este caso es el que él mismo encabeza.

Mientras eso ocurría, Fausto Vallejo, del PES, se fue libre a exponer sus propuestas, sin que nadie lo señalara o molestara. Además, Daniela de los Santos, del PRI, también hizo lo propio, lo mismo que Constantino Ortiz, del PVEM; Raúl Morón, de Morena y PT; y César Santoyo, de Nueva Alianza.

En todos vi aciertos, pero también lugares comunes. De hecho, algo que casi todos tuvieron en común, fueron las críticas al mal desempeño del gobierno de Alfonso Martínez, mientras que él sonó como se han venido escuchando sus spots de los últimos 5 meses y lanzó las críticas de siempre a los partidos políticos, de los cuáles él vivió cómodamente por más de 15 años.

En cuanto a la mecánica del debate, no me pareció la más afortunada, pues fue cuadrada y limitada en los tiempos de participación, de intercambios y de réplica de los candidatos. En este momento, a escasos instantes de que concluyó el ejercicio, no me queda claro quién ganó, pero al alcalde independiente lo vi vulnerable y a César Santoyo un tanto desencanchado.

Espero que haya nuevas oportunidades y que se encuentre algún formato más dinámico, que facilite más los contrastes entre las ideas y proyectos.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com