Los suspirantes… Alfonso Martínez y su show de precampaña

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Alfonso Martínez justificó las críticas en su contra con el endeble argumento de que a muchos políticos y partidos de siempre les molesta que esté haciendo las cosas diferentes. ¡Oye Poncho!, cuidado con lo que dices, “diferente” no es sinónimo de “bien” o de “correcto”

Alfonso Martínez justificó las críticas en su contra con el endeble argumento de que a muchos políticos y partidos de siempre les molesta que esté haciendo las cosas diferentes. ¡Oye Poncho!, cuidado con lo que dices, “diferente” no es sinónimo de “bien” o de “correcto”

Por supuesto que no esperábamos ni de él, ni de algún otro político, una actitud autocrítica o de reflexión. No contábamos con que fuera el del ex panista un informe realista, pero además de eso, ahora salió a atacar a todos quienes lo critican: Si usted no está de acuerdo con todo lo que él hace, entonces desde ahora es su “opositor político”

Morelia, Michoacán, 14 de agosto de 2017.- No cabe duda: Está en campaña y quiere la reelección.

En medio de todas esas actitudes y parafernalia que a gran parte de los ciudadanos molesta en los políticos de siempre, con acarreos, música de banda, pantallas gigantes, triunfalismos y mentiras, se realizó el Segundo Informe de Gobierno del presidente municipal “independiente” de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar.

Por supuesto que no esperábamos ni de él, ni de algún otro político, una actitud autocrítica o de reflexión. No contábamos con que fuera el del ex panista un informe realista, pero además de eso, ahora salió a atacar a todos quienes lo critican: Si usted no está de acuerdo con todo lo que él hace, entonces desde ahora es su “opositor político”.

Alfonso Martínez justificó las críticas en su contra con el endeble argumento de que a muchos políticos y partidos de siempre les molesta que esté haciendo las cosas diferentes. ¡Oye Poncho!, cuidado con lo que dices, “diferente” no es sinónimo de “bien” o de “correcto”.

Para el alcalde de Morelia es muy cómodo criticar al Congreso del Estado, a la Cámara de Diputados, al Gobierno de Michoacán y a los partidos políticos, porque no le aprueban todos sus proyectos y peticiones de recursos, pero eludió ser claro en torno a los apoyos que sí ha recibido de todas esas instancias, aún y cuando no tiene un instituto político que lo respalde.

Tal vez por eso fue que el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo -por supuesto, de manera calculada y también con un objetivo político-, tomó el uso de la palabra y dio su propia versión de cuáles son las obras y las acciones que la administración estatal ha ejercido en Morelia, por algo así como 2 mil 200 millones de pesos. Una intervención interesante que permite hacer un análisis más serio y contrastar posturas.

Del enorme dispendio de recursos en la difusión de la imagen de Alfonso Martínez, a quien nos encontramos en medios locales, nacionales e internacionales, a quien escuchamos en cinco diferentes estaciones de radio, a quien hasta en el cine veíamos presumiendo sus logros, ya ni hablar. Esperemos que se transparente ese gasto.

Esa estrategia por supuesto que tiene fines políticos, pero está mal diseñada.

El querer acallar las opiniones de los regidores de oposición, el querer atiborrar a los medios de comunicación con 10 distintos comunicados de prensa sobre el Informe de Gobierno, el presumir los apoyos al campo, la creación de 13 mil empleos y las obras públicas sin sustento, pues muy lamentable, todo.

Pero lo que más molesta es que se habla del enorme impulso a la participación ciudadana en la toma de decisiones y eso no se ve en los hechos, sobre todo en los temas más polémicos de la actual administración municipal de Alfonso Martínez.

¿A quién se consultó cuando se quisieron imponer las fotomultas? ¿A quién se consultó para firmar un contrato con una empresa particular y exponer los datos personales de los contribuyentes del Impuesto Predial? ¿Qué ciudadano fue consultado sobre cuáles eran las principales vialidades a repavimentar, sobre la peatonalización y ahora sobre la privatización del alumbrado público?

Sin duda alguna, lo que está resultando en los hechos el “gobierno independiente”, dista mucho de lo que se nos ofreció cuando se creó esa figura, por eso ya casi nadie la ve como opción.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com