DestacadasEditoriales

Los suspirantes… Cobran por el PRD, pero muy obradoristas ellos

Y yo pregunto, si el mesías tropical no quiere negociar con otros partidos, ¿qué les asegura que lo hará con ellos en lo individual?
Y yo pregunto, si el mesías tropical no quiere negociar con otros partidos, ¿qué les asegura que lo hará con ellos en lo individual?

De los 12 que “renuncian” a la bancada del sol azteca en el Senado, hay seis que ya habían anunciado desde meses y semanas antes su renuncia al partido político que los llevó al escaño que ocupan, y por el cual cobran, mientras que otro, Miguel Barbosa, ya se encontraba suspendido de sus derechos partidistas

Morelia, Michoacán, 29 de marzo de 2017.- Lo que ocurre en las últimas semanas con la bancada del PRD y el obradorismo en el Senado de la República no hace más que confirmarnos dos hechos que son ineludibles en el sistema político mexicano:

El primero, las causas por las cuales los políticos y los partidos se encuentran entre las figuras más desprestigiadas y desacreditadas en el país; y el segundo, que a lo único que son fieles la gran mayoría de los políticos mexicanos no es ni a la ideología, ni a los ideales, doctrinas o institutos políticos, sino a sus intereses políticos y económicos, así como a sus proyectos personales.

La noticia del martes fue que tras la ratificación de Dolores Padierna Luna como coordinadora del PRD en el Senado, 12 de 20 senadores anunciaron su renuncia a la bancada perredista en la Cámara Alta.

Suena escandaloso en verdad, pero el asunto ha sido magnificado mediáticamente y se han pasado por alto otros hechos dignos de atención en torno a este mismo tema.

Por ejemplo, de los 12 que “renuncian”, en realidad hay seis que ya habían anunciado desde meses y semanas antes su renuncia al partido político que los llevó al escaño que ocupan, y por el cual cobran, pero seguían integrados a la bancada perredista para recibir los beneficios de la misma, mientras que otro, Miguel Barbosa Huerta, ya se encontraba suspendido de sus derechos partidistas por manifestar abiertamente su apoyo al dueño y virtual candidato presidencial del Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Así, de los 13 que aún permanecían de dicho y de hecho en el grupo parlamentario del PRD, son sólo 5 los que ahora se separan, entre ellos el michoacano Raúl Morón Orozco, que había sido ilusionado con ser designado coordinador por unas horas por el destituido Miguel Barbosa y el grupo de senadores emanados del sol azteca, pero obradoristas de ocasión.

Mientras tanto, la bancada del sol azteca reconocida por su dirigencia nacional y por la Mesa Directiva del Senado de la República se queda con 8 integrantes, entre ellos la nueva coordinadora, Dolores Padierna; la michoacana, y hasta hace unos días parte del grupo obradorista, Iris Vianey Mendoza Mendoza; y, por supuesto la dirigente nacional, Alejandra Barrales Madaleno, impugnada por la simulación en que incurrió al regresar de forma polémica a su escaño sólo para mover las fichas del tablero lo suficiente para no dejar a la bancada perredista en manos de los obradoristas.

Como lo he dicho varias veces antes, la estrategia de López Obrador consiste en encontrar a traidores que desbaraten al PRD desde adentro, con la intención de que llegado el momento no tenga que negociar candidaturas y posiciones, mientras que aquellos que están traicionando al sol azteca le están apostando a congraciarse con el dictador en ciernes para recibir en su caso sus 30 monedas.

Y yo pregunto, si el mesías tropical no quiere negociar con otros partidos, ¿qué les asegura que lo hará con ellos en lo individual?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: