Los suspirantes… ¿Cómo van las campañas por el Senado?

Sin duda alguna, los punteros son aquellos que encabezan las tres primeras planillas y me parecerá muy interesante ver cuál estrategia funciona mejor

Sin duda alguna, los punteros son aquellos que encabezan las tres primeras planillas y me parecerá muy interesante ver cuál estrategia funciona mejor

Cada una de las planillas al Senado por Michoacán tiene distinta fuerza partidista y ha mostrado una estrategia de campaña muy distinta a la otra. Muy pronto sabremos cuál es la forma de hacer campaña que más funciona.

Morelia, Michoacán, 24 de mayo de 2018.- Cada una de las planillas al Senado por Michoacán tiene distinta fuerza partidista y ha mostrado una estrategia de campaña muy distinta a la otra. Muy pronto sabremos cuál es la forma de hacer campaña que más funciona.

Por ejemplo, los abanderados de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES), Blanca Piña Gudiño y Cristóbal Arias Solís, han hecho una campaña en la que buscan reforzar el voto que creen que ya tienen por ser parte del proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, parecen confiados en que su candidato presidencial los arrastrará con ellos y no están viendo la posibilidad de atraer nuevos votantes, por eso los vemos casi todo el tiempo distantes de los medios de comunicación. En el caso de Blanca Piña se entiende, pues ya tiene asegurado su escaño plurinominal, pero a Cristóbal Arias le hace falta hacer una campaña más intensa, porque él sí que está en riesgo de quedar fuera.

En tanto, los candidatos de la coalición “Por México al Frente” (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano), Antonio García Conejo y Alma Mireya González Sánchez, se les ve cada vez más coordinados y tienen tareas divididas.

El perredista tiene mayor presencia mediática, da constantes ruedas de prensa y encabeza primordialmente actos masivos en los municipios donde se para, mientras que la panista hace más trabajo de tierra, en mercados, casa por casa, plazas públicas y hasta en empresas particulares. Esta pareja tiene condiciones para dejar fuera a los morenistas.

Por su parte, los abanderados del PRI, Antonio Ixtláhuac Orihuela y Xóchitl Ruiz González, están haciendo fundamentalmente trabajo de tierra. También les ha correspondido encabezar algunos actos masivos y caminatas con centenares de simpatizantes.

A ambos militantes del tricolor les hace falta una mayor presencia mediática, pero en su estrategia han llegado a municipios y a otros puntos dentro de ellos en los que no se han aparecido sus adversarios. No sé si sea suficiente para ganar, pero sí que están en la pelea.

Ahora, en lo que corresponde a los candidatos del PVEM, Gerardo Herrera Pérez y Marx Aguirre Ochoa, hay que reconocerles que le han puesto todo el esfuerzo en visitar la mayor cantidad de municipios posibles y estoy seguro de que obtendrán una votación decente, pero les falta la estructura partidista y la presencia mediática con la que sí cuentan otros de los contendientes.

Y, finalmente, de los abanderados de Nueva Alianza, Araceli Ángeles Moraila Martínez y Rafael Torres García, lo que puedo decir es que están haciendo campaña prácticamente con sus bases, al interior de la Sección 18 del SNTE. No dudo que se estén esforzando, pero aunque les faltan los recursos económicos que tienen los punteros para hacer campaña, con algo de ingenio, imaginación y mayor compromiso, podrían captar más la atención del electorado.

Sin duda alguna, los punteros son aquellos que encabezan las tres primeras planillas y me parecerá muy interesante ver cuál estrategia funciona mejor. Por lo pronto, si no fuera porque hay elecciones presidenciales al mismo tiempo, yo ya descartaría a los de la coalición “Juntos Haremos Historia”, por la mala campaña que están haciendo.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com