Los suspirantes… El papel de los independientes

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Como veo las cosas, esta vez el papel de los independientes en la carrera presidencial es fraccionar el voto

Como veo las cosas, esta vez el papel de los independientes en la carrera presidencial es fraccionar el voto

¿Será que en la carrera presidencial de verdad los supuestos independientes emanados de partidos políticos piensan ganar? ¿O en realidad sólo están ahí para fraccionar el voto?

Morelia, Michoacán, 22 de febrero de 2018.- Más allá de discursos románticos, idealistas o utópicos…, ¿cuál es el verdadero papel que parecen estar jugando los aspirantes a la candidatura independiente por la Presidencia de México?

¿Será que esos tres, con largas carreras y trayectoria partidista, de verdad piensan ganar? ¿O en realidad sólo están ahí para fraccionar el voto?

En los hechos, tenemos a tres que podrían alcanzar ante el INE el registro para convertirse en candidatos independientes, que son Jaime Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”; Margarita Zavala Gómez del Campo; y, Armando Ríos Piter, alias “El Jaguar”.

El primero de ellos, Jaime Rodríguez, es actualmente el gobernador independiente de Nuevo León, quien por más de 33 años militó en el PRI, ocupando diversos cargos y la alcaldía del municipio de García.

“El Bronco” es el que hasta ahora ostenta el mayor número de firmas de apoyo, más allá de las múltiples acusaciones de presuntas irregularidades en la forma de obtenerlas.

De primera instancia uno pensaría que le restaría votos al PRI, pero en realidad, por su forma de ser y de expresarse contra el sistema, arrebatado y estridente, parece más bien orientado a restarle votos al candidato presidencial del Morena, Andrés Manuel López Obrador, que es su verdadero antagonista.

La segunda, Margarita Zavala, militó por más de dos décadas en el PAN, donde le dieron dos diputaciones plurinominales –por lo cual nunca ganó una elección- y es esposa del ex presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa.

Su papel, indudablemente, es arrastrar votos de panistas inconformes con su candidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés. Para esto, los calderonistas han movido sus fichas de forma maquiavélica, colocándolas en todos los proyectos posibles para minar al ex jefe nacional panista.

Así, hoy vemos que mientras Zavala renunció al partido, su esposo se mantiene desde adentro bombardeando al queretano. Y lo mismo hacen los senadores traidores, encabezados por Ernesto Cordero Arroyo, que hacen campaña para el PRI, y el otro, Javier Lozano Alarcón, que de plano se fue a la campaña del priista José Antonio Meade para hacer más frontales sus ataques. Otros calderonistas, como Germán Martínez Cázares y Gabriela Cuevas Barrón, ya de plano se sumaron a las filas de López Obrador.

Por su parte, Ríos Piter, fue funcionario durante los gobiernos federales del priista Ernesto Zedillo Ponce de León y panista de Vicente Fox Quesada, también en el gobierno estatal perredista de Guerrero de Zeferino Torreblanca Galindo, a partir de donde se convirtió en militante del PRD.

Con el sol azteca obtuvo una diputación federal y una local como integrante de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. También aspiró a la gubernatura de Guerrero, pero no se la dieron. Ahora renunció al PRD y se lanzó como aspirante independiente, con la consigna de restarle votos al PRD, como parte de la coalición Por México al Frente, y tal vez rascarle algunos a López Obrador.

Como veo las cosas, esta vez el papel de los independientes en la carrera presidencial es fraccionar el voto. Es decir, forman parte de la estrategia del PRI, que parece pretender replicar lo hecho en la elección del Estado de México, obteniendo al final un apretado triunfo para su hoy gobernador, Alfredo del Mazo Maza. ¿Usted qué opina?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com.