Los suspirantes… Enrarecen el ambiente electoral en Michoacán

Destaca, por supuesto, el caso de la alianza entre el Morena y la CNTE, que se ha apersonado recientemente en actos de precampaña del precandidato al Senado por el PRD, Antonio García Conejo

Destaca, por supuesto, el caso de la alianza entre el Morena y la CNTE, que se ha apersonado recientemente en actos de precampaña del precandidato al Senado por el PRD, Antonio García Conejo

Hay distintos partidos y actores políticos y sociales que, en el ánimo de sacar ventaja, han venido enrareciendo el ambiente electoral en Michoacán durante los últimos días

Morelia, Michoacán, 23 de enero de 2018.- Hay distintos partidos y actores políticos y sociales que, en el ánimo de sacar ventaja, han venido enrareciendo el ambiente electoral en Michoacán durante los últimos días.

Destaca, por supuesto, el caso de la alianza entre el Morena y la CNTE, que se ha apersonado recientemente en actos de precampaña del precandidato al Senado por el PRD, Antonio García Conejo.

Hasta la fecha no se ve un deslinde claro de los líderes del Morena, Roberto Pantoja Arzola, ni el de la CNTE, Víctor Manuel Zavala Hurtado, como tampoco se ve que hagan un llamado a sus militantes a la civilidad.

Y hablando de civilidad, ni el partido de Andrés Manuel López Obrador ni el PT de Reginaldo Sandoval Flores, han dado muestras de querer participar en las mesas de gobernabilidad a las cuales ha convocado el Gobierno de Michoacán.

Es inconcebible que ambos institutos políticos se nieguen en automático a dialogar, a intercambiar impresiones y a externar sus posturas y sus puntos de vista ante el resto de los partidos políticos. Es una mala señal que se muestre esa actitud por parte de aquellos que aspiran a gobernar al país.

Pero ahí no para la cosa, volviendo al caso de García Conejo, el pasado fin de semana éste sufrió también de “fuego amigo” en Puruándiro, donde padeció un intento de sabotaje a sus actividades por parte de la dirigente municipal del PRD en Angamacutiro, María Juárez Blanquet, hermana del diputado federal y coordinador de precampaña de Carlos Torres Piña, Erik Juárez Blanquet.

Tal vez la lideresa actuó por iniciativa propia y no como parte de un complot, pues ADN, la corriente que encabeza Torres Piña en Michoacán se pudo haber sentido invadida en uno de los que considera sus territorios, lo que de cualquier manera no se justifica, y menos en un proceso interno entre militantes del mismo partido.

Por otra parte, me parece equivocada y digna de análisis por parte de las instancias electorales, la nueva campaña de promoción del Ayuntamiento de Morelia que encabeza Alfonso Martínez Alcázar, quien está abiertamente, por las noches y los fines de semana, buscando firmas para su reelección.

Y es que me parece un error que los tiempos y los espacios con los que cuenta la administración municipal independiente en algunos medios de comunicación se empleen con obvia intención electorera, en lugar de informar asuntos de interés para los morelianos, como por ejemplo, los constantes cierres viales en distintos puntos de la ciudad, mismos que suelen no ser notificados ni en spots ni en boletines, al menos de manera oportuna, evidenciando una total indolencia hacia la población por parte del área encargada de la Comunicación Social.

Si Alfonso Martínez dice ser diferente a los otros políticos tradicionales, ¿entonces por qué no hace las cosas de forma distinta? ¿Por qué se promociona desde la administración pública?

Finalmente, aunque ya mencioné antes a la CNTE, vale la pena citar que me parece desproporcionada la virulencia con la cual algunas de sus células de las huestes de Víctor Manuel Zavala se han venido manifestando en las calles, en enfrentamientos contra policías, en las vías del tren y en las redes sociales.

Los asuntos que reclaman ya han sido resueltos o están en vías de resolverse, y si no, pues existen los caminos jurídicos para ello. Pero con sus acciones dejan entrever que más bien persiguen fines políticos y a favor de “ya saben quién”.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com