Los suspirantes… Fidel y Juan Pablo, los “acomedidos” de López Obrador

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Aún con lo cuestionable que es el proceder de estos políticos, estoy seguro de que ya en campañas –formales y reconocidas por el INE- veremos cosas peores

Aún con lo cuestionable que es el proceder de estos políticos, estoy seguro de que ya en campañas –formales y reconocidas por el INE- veremos cosas peores

Es muy sabido que a Fidel Calderón le interesa ser candidato a senador, pero en el PRD no lo lograría, por eso buscará esa posición con López Obrador, mientras que Juan Pablo Puebla quiere ser alcalde por Zacapu, pero sus posibilidades de ser candidato del sol azteca eran mínimas. He ahí el trasfondo de su decisión.

Morelia, Michoacán, 27 de junio de 2017.- En este enrarecido ambiente de la política mexicana, a personajes como el diputado federal, Fidel Calderón Torreblanca, y al diputado local, Juan Pablo Puebla Arévalo, les ha tocado jugar un vilipendiado papel como los acomedidos que traicionan al partido que les ha dado todos los cargos públicos de los que han gozado, para hacer campaña a favor de otro, a ver si les pagan el favor.

Como reacción al acuerdo del Consejo Nacional del PRD, que convocó a conformar un Frente Amplio Democrático para sacar al PRI de Los Pinos, al cual también están invitados el PAN y el Morena (es decir, Andrés Manuel López Obrador), la respuesta del tabasqueño y sus huestes fue negativa, como seguramente ya muchos habían calculado.

Y aunque el sol azteca ha retomado algo de su fuerza perdida con la elección del Estado de México, y pese a ese mismo partido impuso la agenda política para esta semana con su decisión sobre las alianzas, eso no ha hecho mella en los intereses de los diputados emanados del perredismo, Fidel Calderón y Juan Pablo Puebla, quienes en lugar de aceptar las decisiones de la mayoría de los consejeros políticos nacionales de su partido, han optado en seguir por la libre y emprender una abierta campaña a favor de López Obrador.

Apenas el fin de semana, ambos hicieron presencia en Huetamo, Carácuaro y Nocupétaro, donde ante reducidos grupos de personas expusieron las bondades del Proyecto Alternativo de Nación del dueño nacional del Morena.

Hay que entender que para ambos políticos, y algunos otros de aún menor perfil que les siguen, la situación no estaba nada bien desde hace casi dos años.

El Frente Amplio Progresista (FAP), corriente que encabeza Fidel Calderón en Michoacán, está muy disminuido, y por lo tanto quienes en él siguen tienen escasas posibilidades de continuar viviendo del erario público.

Pues los cargos de elección popular para 2018 estarán reservados para las expresiones dominantes, que en territorio michoacano son el Foro Nuevo Sol, al que pertenece el gobernador Silvano Aureoles Conejo y que encabeza su hermano, Antonio García Conejo, y Alternativa Democrática Nacional (ADN), que coordina el dirigente estatal del PRD, Carlos Torres Piña.

Es por eso –y no por convicción política o patriótica-, que Calderón Torreblanca y Puebla Arévalo, entre otros, han decidido emigrar, pero ni siquiera en eso han actuado de manera digna, dejando el puesto o por lo menos al partido que se los dio, sino que han optado por seguir cobrando como perredistas, pero provocar más división en ese instituto político para planchar el camino de cara a su aterrizaje en Morena.

Es muy sabido que a Fidel le interesa ser candidato a senador, pero en el PRD no lo lograría, por eso buscará esa posición con López Obrador, mientras que Juan Pablo quiere ser alcalde por Zacapu, pero sus posibilidades de ser candidato del sol azteca eran mínimas. He ahí el trasfondo de su decisión.

Aún con lo cuestionable que es el proceder de estos políticos, estoy seguro de que ya en campañas –formales y reconocidas por el INE- veremos cosas peores.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com