Los suspirantes… López Obrador, Bartlett y Godoy

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En el caso de Michoacán todo pinta para que el siguiente “santificado” por “su excelencia” López Obrador sea el polémico y mal afamado ex gobernador Leonel Godoy

En el caso de Michoacán todo pinta para que el siguiente “santificado” por “su excelencia” López Obrador sea el polémico y mal afamado ex gobernador Leonel Godoy

Me parece increíble, pero el tabasqueño goza de la adoración de sus seguidores pese a que en su trayectoria política ha demostrado no sólo que es un político igual que los demás que él critica, sino que incluso es más igual que ellos mismos

Morelia, Michoacán, 01 de febrero de 2017.- Para estas fechas, aún muy lejos de que para el INE –y sólo para el INE- arranquen las campañas presidenciales, el dueño nacional del Morena, Andrés Manuel López Obrador, ya tiene claramente trazada su ruta y sigue sumando a su paso a una serie de liderazgos políticos y sociales, entre los cuales hay muchos que son de “dudosa” o “muy dudosa procedencia”.

Apenas hace unos días el eterno aspirante presidencial regresó a Morelia para espantar una vez más “con el petate del muerto” a aquellos perredistas que aún creen en su partido, pero también a presentarse por enésima ocasión como una opción diferente a todos los demás políticos que según él son parte de la mafia del poder, pero que cuando con él se acercan en automático son santificados.

Entre esos polémicos “santificados” se encuentra por ejemplo Manuel Bartlett Díaz, el ex secretario de Gobernación continuamente acusado por la caída del sistema que habría propiciado el fraude electoral que, según la retórica izquierdista en el país, habría provocado la derrota de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ante Carlos Salinas de Gortari en las elecciones de 1988.

Hoy, casi 30 años después, ese polémico político de abolengo ya no es malo, pues es senador por el Partido del Trabajo (PT) y goza de la buena voluntad y se lleva de piquete de ombligo con el fundador y líder nacional del Morena, al fin y al cabo, deben ser amigos desde hace muchos años, cuando ambos militaban en el PRI.

En el caso de Michoacán todo pinta para que el siguiente “santificado” por “su excelencia” López Obrador sea el polémico y mal afamado ex gobernador Leonel Godoy Rangel, militante perredista, pero quien desde hace más de un semestre anunció su apoyo incondicional al tabasqueño.

El ex mandatario estatal, a través de la gente que aún mueve en varios municipios del estado ha metido las manos para conformar y sumar gente en los comités municipales del Morena, por supuesto, con la esperanza de ganar influencia y después cobrar favores ante el próximo candidato presidencial.

A todo esto, ¿qué ha dicho López Obrador? ¡Nada!, como siempre, finge no tener conocimiento de ello, igual que hizo cuando su cercano colaborador, René Bejarano Martínez, “el señor de las ligas”, fue protagonista de un videoescándalo. Y por cierto, este señor ahora encabeza un nuevo movimiento pro-lopezobradorista al que denominó “Movimiento Nacional por la Esperanza”.

Me parece increíble, pero aún así el tabasqueño goza de la adoración de sus seguidores, pese a que en su trayectoria política ha demostrado no sólo que es un político igual que los demás que él critica, sino que incluso es más igual que ellos mismos.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempo@gmail.com