Los suspirantes… No me gustó el debate

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Creo yo que por ahora se mantienen todos en sus sitios, con cambios menores en cifras en el siguiente orden: Andrés Manuel, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y “El Bronco”. ¿Usted qué opina?

Creo yo que por ahora se mantienen todos en sus sitios, con cambios menores en cifras en el siguiente orden: Andrés Manuel, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y “El Bronco”. ¿Usted qué opina?

Sin embargo, veo que volvió a ganar Anaya, aunque no tan contundentemente como la vez pasada; sin dejar de señalar que López Obrador ahora sí metió las manos, aunque lo sacaron de sus casillas y eso le resta; José Antonio Meade mejoró mucho, pero ¿lo suficiente?; y, “El Bronco”, ocurrente

Morelia, Michoacán, 21 de mayo de 2018.- De entrada, le confieso que no me gustó el nuevo formato implementado para el segundo debate presidencial, pues independientemente de que entiendo y valoro la participación de un público en el evento, me parece que los organizadores no encontraron la forma de hacer más ágil e interesante el ejercicio, que por momentos terminó por volverse lento y un tanto soso. Un retroceso en comparación con el primer debate.

Ahora, otro aspecto que no me gustó, pero para nada, fue la conducción, que en esta ocasión tuvo más fallas que en el primer debate. León Krauze estuvo a mi parecer de regular a bien, pero Yuriria Sierra fue exageradamente protagónica y hasta grosera en repetidas ocasiones con los cuatro candidatos, sobre todo con José Antonio Meade.

Pero ya que empiezo a hablar de los candidatos, ¿cómo los ví a cada uno de ellos? En términos generales me parece que todos mejoraron en sus exposiciones, posturas, porte y manejo de los tiempos, pero unos más que otros.

Ahora pasemos al análisis individual:

En cuanto a Ricardo Anaya Cortés, abanderado de la coalición “Por México al Frente” (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano), me parece que volvió a ganar el debate sin lugar a dudas, aunque no con la misma contundencia del primero. A mi juicio, se consolidó como el mejor y más hábil debatiente, al grado que logró sacar de sus casillas al puntero en al menos dos ocasiones, y le dio algunos raspones al abanderado priista.

Ahora, en cuanto a Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES), me pareció que mejoró, ahora sí metió las manos y expuso algunas ideas con un poco más de claridad que en la ocasión anterior. Sin embargo, para mi gusto, le resta puntos el haber comenzado a insultar y descalificar a Ricardo Anaya cuando no supo que contestar en dos ocasiones. Se vio como constantemente se ven muchos de sus seguidores ante la falta de argumentos.

José Antonio Meade, abanderado de la coalición “Todos por México” (PRI-PVEM-Nueva Alianza), me sorprendió, pues se vio mucho más suelto y seguro, se desenvolvió muy bien en el escenario, pero no me queda claro qué tanto pueda influir su nueva imagen ante el electorado, pues me parece que sigue sin conectar. Además, me parece que fue el más afectado por la actitud grosera y prepotente de Yuriria Sierra.

En cuanto a Jaime Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”, el candidato independiente fue ocurrente y por momentos tuvo chispazos y puntadas. Estoy seguro que existe un nicho de simpatizantes para él, pero dudo mucho que sean los suficientes como para preocupar a alguno de sus adversarios, por ello casi ni lo tomaron en cuenta durante el debate.

Ahora, si me preguntan qué tanto va a influir el resultado de este segundo debate en las preferencias del voto, pues creo que los números se pueden mover, pero no de forma significativa, a menos que aspectos como la intolerancia de López Obrador sean bien capitalizados. Creo yo que por ahora se mantienen todos en sus sitios, con cambios menores en cifras en el siguiente orden: Andrés Manuel, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y “El Bronco”. ¿Usted qué opina?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com