Los suspirantes… ¿Quién ganó y quién perdió el debate?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Insisto en que, sin ser la gran maravilla, el debate fue más interesante que los de campañas anteriores, pero vamos a esperar que dicen las encuestas, los sondeos y sobre todo la gente en la calle. Aún quedan dos debates, esperemos que sean mejores

Insisto en que, sin ser la gran maravilla, el debate fue más interesante que los de campañas anteriores, pero vamos a esperar que dicen las encuestas, los sondeos y sobre todo la gente en la calle. Aún quedan dos debates, esperemos que sean mejores

Así, de botepronto, sin entrar aún al análisis profundo del debate y el postdebate entre los cinco candidatos presidenciales, ¿quién ganó y quién perdió el debate? Anticipo que no vi grandes sorpresas, pero sí un debate más interesante que los de elecciones anteriores.

Morelia, Michoacán, 22 de abril de 2018.- Así, de botepronto, sin entrar aún al análisis profundo del debate y el postdebate entre los cinco candidatos presidenciales, ¿quién ganó y quién perdió el debate?

A sólo unos minutos de que concluyó el tan esperado encuentro entre Andrés Manuel López Obrador; Ricardo Anaya Cortés; José Antonio Meade Kuribreña; Margarita Zavala Gómez del Campo; y, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, escribo sobre mis primeras impresiones.

Anticipo que no vi grandes sorpresas, pero sí un debate más interesante que los de elecciones anteriores.

El más atacado, como se esperaba por lo que indican las encuestas, fue el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, lento para hablar, elusivo ante muchos de los cuestionamientos, fue exhibido en varias ocasiones y salió muy raspado, aunque no creo que lo suficiente como para desbancarlo por ahora.

Me parece que Ricardo Anaya, abanderado de la coalición “Por México al Frente” (PAN-PRD-MC), fue el ganador de este encuentro. Con agilidad mental y evidentemente muy preparado, se confirmó como el mejor debatiente y se dio tiempo no sólo de atacar a López Obrador, sino también de responder y cuestionar a Meade.

En tanto, el candidato de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, estuvo mejor de lo que me esperaba, con buenos datos y propuestas, pero le falta para cuajar como candidato y como debatiente. Lanzó buenos señalamientos contra López Obrador y algunos sobre Anaya, pero también le faltó hacerles más daño a sus adversarios.

Margarita Zavala, candidata independiente, utilizó muchas frases ensayadas y se vio actuada en varios de los lapsos del debate. También estuvo mejor de lo que esperaba, pero dedicó demasiado tiempo a defender la estrategia de seguridad de su marido, Felipe Calderón Hinojosa. Su fracaso en el debate estriba en que nunca logró enganchar a sus adversarios con sus ataques.

Finalmente, “El Bronco” dio algunos chispazos al principio, pero conforme avanzó el debate se fue desdibujando, hasta mostrarse como es y planteando algunas propuestas descabelladas. Enfocó sus baterías contra López Obrador, Ricardo Anaya y Meade, pero sobre todo, y de manera muy marcada, al puntero en las encuestas.

Insisto en que, sin ser la gran maravilla, el debate fue más interesante que los de campañas anteriores, pero vamos a esperar que dicen las encuestas, los sondeos y sobre todo la gente en la calle. Aún quedan dos debates, esperemos que sean mejores.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com