Los suspirantes… Un mal perdedor

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Por lo pronto, para que todos –incluso él-, estemos seguros, habrá que esperar los resultados de los cómputos oficiales, pero preveo que la ventaja de Raúl Morón no bajará y que incluso podría incrementarse

Por lo pronto, para que todos –incluso él-, estemos seguros, habrá que esperar los resultados de los cómputos oficiales, pero preveo que la ventaja de Raúl Morón no bajará y que incluso podría incrementarse

Lo que más le pesa a Alfonso Martínez es que esta derrota no prevista en su estrategia le interrumpe, es más, le diluye casi en su totalidad la posibilidad de ser candidato independiente a gobernador de Michoacán en 2021

Morelia, Michoacán, 03 de julio de 2018.- Aunque prácticamente todos los actores políticos del municipio y del estado, incluso del exterior, han reconocido el triunfo de Raúl Morón Orozco en la elección por la Presidencia Municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar se ha empeñado en desconfiar de los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Aunque es verdad que dicho conteo no es oficial, pues los cómputos oficiales inician tres días después de la jornada electoral, en los últimos años éstos han sido cada vez más precisos, y aunque la diferencia con el 100% de las actas computadas fue de 2.25%, en términos efectivos estamos hablando de una diferencia de 7 mil 12 votos, que para una elección con 7 candidatos y un voto tan fraccionado es bastante considerable.

Alfonso Martínez argumenta que hubo muchas actas donde los resultados del candidato independiente eran ilegibles o donde los funcionarios de casilla votaron dos veces, por lo cual amaga con solicitar el “voto por voto y casilla por casilla”, lo que legalmente no procede porque la diferencia de votos es mayor que lo previsto en la legislación electoral.

Hubo otros candidatos que con mayor madurez política admitieron que los resultados no les eran favorables, como Carlos Quintana Martínez, del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano; Constantino Ortiz García, del PVEM; y, Daniela de los Santos Torres, del PRI, por ejemplo.

Sin embargo, lo que más le pesa a Alfonso Martínez es que esta derrota no prevista en su estrategia le interrumpe, es más, le diluye casi en su totalidad la posibilidad de ser candidato independiente a gobernador de Michoacán en 2021.

Para nadie era un secreto que la reelección no era más que un trampolín para obtener mayor financiamiento y vigencia política de cara a las elecciones de ese año.

Por lo pronto, para que todos –incluso él-, estemos seguros, habrá que esperar los resultados de los cómputos oficiales, pero preveo que la ventaja de Raúl Morón no bajará y que incluso podría incrementarse.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com