Los suspirantes… Víctor Silva, candidato único al PRI

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Seguramente que en unos días más veremos –aunque se trate de la misma persona- a un dirigente estatal del PRI distinto a aquél que sabía que sólo estaba en el cargo de manera provisional

Seguramente que en unos días más veremos –aunque se trate de la misma persona- a un dirigente estatal del PRI distinto a aquél que sabía que sólo estaba en el cargo de manera provisional

Ni modo, los procesos abiertos y democráticos al interior del PRI quedarán para otros tiempos. Pragmáticos, como suelen ser, los priístas de Michoacán han aprobado –o tolerado en algunos casos- que Víctor Silva Tejeda sea el candidato único a presidente estatal del tricolor en la entidad

Morelia, Michoacán, 23 de marzo de 2016.- Ni modo, los procesos abiertos y democráticos al interior del PRI quedarán para otros tiempos. Pragmáticos, como suelen ser, los priístas de Michoacán han aprobado –o tolerado en algunos casos- que Víctor Silva Tejeda sea el candidato único a presidente estatal del tricolor en la entidad.

En estos momentos ya nada impedirá que, constituido en Asamblea Estatal de Delegados, el Consejo Político Estatal del PRI ratifique a la fórmula única –que no de unidad- conformada por el diputado federal con licencia, Víctor Silva, y la diputada local, Rosalía Miranda Arévalo, quienes de esta forma simplemente cumplirán un trámite para dar continuidad a los cargos de presidente y secretaria general que ya venían desempeñando en los últimos meses.

El método y los consensos entre los grupos de priístas que manejan al partido en Michoacán no le fueron favorables, una vez más al ex diputado local y ex alcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia Reyes, quien, empeñado en convertirse en una piedrita en el zapato para las “vacas sagradas” del priísmo michoacano, había anunciado desde hace un año su interés por llegar a la dirigencia estatal del tricolor.

Analizando fríamente la decisión cantada a favor de Silva Tejeda, habrá de reconocerse que es hasta el momento una de las muy pocas figuras con el peso político suficiente y la calidad moral entre el priísmo michoacano como para ocupar la responsabilidad de presidir al PRI en Michoacán, sobre todo en este momento en que en el plano local son otra vez oposición y no terminan de hallarse como tal.

Uno de los primeros retos para el que en breve será otra vez dirigente estatal del tricolor será el limar asperezas al interior de la bancada priísta en el Congreso del Estado, donde hace unos días terminaron por dividirse dos grandes bloques de diputados que representan a diferentes liderazgos políticos: Por un lado la actual coordinadora, Adriana Hernández Íñiguez, del grupo de Jesús Reyna García, mientras que por el otro lado destacan las posturas de Mario Armando Mendoza Guzmán, simpatizante del senador Ascensión Orihuela Bárcenas, y el ex alcalde de Morelia, Wilfrido Lázaro Medina, surgido de las filas del ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa, pero quien más recientemente navega con bandera propia.

Hace unos días, antes de hacerse pública la convocatoria para la renovación de la dirigencia estatal del PRI, Víctor Silva actuó con tibieza, evidentemente procurando no tocar intereses de los grandes grupos, pero con la fortaleza que le dará su próxima elección, así sea a través de una ya planchada Asamblea Estatal de Delegados, es de esperarse que actúe ahora sí con más firmeza.

Seguramente que en unos días más veremos –aunque se trate de la misma persona- a un dirigente estatal del PRI distinto a aquél que sabía que sólo estaba en el cargo de manera provisional.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com