Más petróleo, menos beneficios (Por: Alejandra Ortega)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora de ATIEMPO.MX, con una amplia trayectoria de más de 15 años en los medios de comunicación

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora de ATIEMPO.MX, cuenta con amplia trayectoria en los medios de comunicación

De los recientes descubrimientos petrolíferos los mexicanos no hemos tenido ningún beneficio directo, pagamos una gasolina cada vez más cara y se prevé que en las próximas semanas venga otro gasolinazo, contrario a lo que los ciudadanos quisiéramos de la famosa reforma energética

 –

Morelia, Michoacán, 06 de noviembre de 2017.- “México descubre el más importante yacimiento de petróleo y gas natural en más de 15 años”, así lo anunció el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Este yacimiento se encuentra en las costas del Golfo de México, en Veracruz, según estimaciones, la producción podría alcanzar un volumen de más de 1500 millones de barriles de crudo.

Además existe la posibilidad de que su extracción sea relativamente fácil, pues se encuentra cerca de una infraestructura de Pemex. Todo esto se da a conocer precisamente cuando la paraestatal muestra una importante caída del 12% respecto al mismo periodo el año pasado.

Y también cuando se discute el Tratado de Libre Comercio (TLC) con el renuente presidente estadounidense Donald Trump, quien parece que busca hacer a un lado a México del acuerdo trilateral con Canadá.

Cabe recordar que Pemex representa el 16 % de los ingresos del país, a pesar de las dificultades en los últimos años.

Según la paraestatal encontraron 6 yacimientos nuevos de petróleo, y sólo con el mayor de ellos se podría producir gasolina para llenar 18 mil autos cada día.

Lo curioso es que ya en julio de este mismo año, la petrolera italiana Eni había anunciado el éxito de sus perforaciones en aguas someras de las costas del Golfo de México, en donde encontró un importante yacimiento de crudo, que calcularon podría representar la extracción de 30 a 50 mil barriles diarios en Amoca-3.

Estos anuncios el gobierno de México los ha tratado de capitalizar argumentando que es una muestra de que la reforma energética sí funciona, pues representa ganancias sin tener que invertir cantidades millonarias en la perforación de nuestras aguas, pues ese trabajo lo hacen empresas de otros países que cuentan con tecnología moderna, que no tiene Pemex.

Entonces, se deja a las empresas extranjeras el trabajo de explotar las aguas mexicanas en busca de nuevos yacimientos. Muchos de ellos ya explorados antes por ingenieros mexicanos y llegan estas grandes petroleras de fuera, que sin mucho esfuerzo encuentran los yacimientos, esto bajo la nueva forma de operar de Pemex: el Outsourcing.

Sin embargo, estos aparentes éxitos no son el resultado de la reforma energética, como nos quieren hacer creer, ni son nuevos descubrimientos. Esto, dicho por expertos y trabajadores de Pemex.

Pero, tampoco nos queda claro el beneficio que los mexicanos podamos tener de todo ello, porque hasta ahora lo único que hemos visto es a un Pemex que es la caja chica, aunque nada chica, de los políticos y grandes empresarios y que al pueblo no le ha significado beneficios en el bolsillo, sino todo lo contrario.

Una empresa paraestatal que ha hecho millonarios a muchos, que tiene una nómina muy grande, de empleados con los mejores sueldos en el país, además de grandes beneficios en prestaciones. Sin embargo, cuando los anuncios del Peña Nieto nos prometen “sacar más gasolina y más diésel”, nos quedan muchas dudas.

Recordemos que hace un par de años también se había anunciado el descubrimiento de un yacimiento en las costas de Campeche, utilizando tecnología de vanguardia, según nos dijeron, y que representaba una reserva de 82 millones de barriles y 100 mil barriles de aceite.

También hace 5 años, Felipe Calderón, entonces presidente del país, anunció un importante depósito de crudo en aguas profundas del Golfo de México, en el que se obtendrían de 4 mil y 10 mil millones de barriles.

Entonces, el anuncio de este fin de semana, realmente no nos conmueve a muchos, aunque sí nos preocupa, porque tal parece que el anuncio se hace en un momento en el que es necesario defender a como dé lugar una de las reformas más cuestionadas como la energética. En un momento importante en el que se negocia el TLC y en el que se busca a toda costa mantener la hegemonía del PRI en el país.

A final de cuentas, de los anteriores descubrimientos los mexicanos no hemos tenido ningún beneficio directo, pagamos una gasolina cada vez más cara y se prevé que en las próximas semanas venga otro gasolinazo, contrario a lo que los ciudadanos quisiéramos de la famosa reforma energética.

TAMBIÉN LES SUGERIMOS:

Avatares de los independientes (Por: Alejandra Ortega)