No es de Dios / Teodoro Barajas Rodríguez

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor es maestro en Gobierno y Asuntos Públicos, así como candidato a Doctor en Ciencias Políticas

El autor es maestro en Gobierno y Asuntos Públicos, así como candidato a Doctor en Ciencias Políticas

No deja de sorprender el grado de estulticia inoculado en algunas mentes que lo único que postulan es una gran pobreza humana traducida en racismo, odio y monumental mezquindad, la discriminación es una mancha ominosa que en muchos episodios históricos ha desencadenado guerras, opresión así como abusos

Morelia, Michoacán, 12 de julio de 2014.- No deja de sorprender el grado de estulticia inoculado en algunas mentes que lo único que postulan es una gran pobreza humana traducida en racismo, odio y monumental mezquindad, la discriminación es una mancha ominosa que en muchos episodios históricos ha desencadenado guerras, opresión así como abusos.

Recientemente un joven funcionario de la Delegación Benito Juárez, militante del Partido Acción Nacional publicó en su cuenta de Facebook, ya cancelada, ciertos comentarios que solo reflejan trastornos serios, el nombre del citado ya cesado de su cargo es Pedro Torreblanca Engell, a su vez consanguíneo del secretario general adjunto del panismo en la capital del país, Santiago Torreblanca Engell.

El citado individuo racista recargado a la derecha aludió a quienes cuestionaban a sus compañeros de partido presos en Brasil por abuso sexual y lesiones, sobre quienes criticaron a los presuntos delincuentes detenidos en tierras cariocas dijo “seguramente son perredistas, más prietos que nada, jodidos, rojillos y sin varo. Arriba los mexicanos de raza blanca y clase alta. Todos los demás son una mierda”, expresiones propias de algún demente del Ku Kux Klan o de un esquizofrénico nazi, probablemente de la organización El Yunque o vaya usted a saber que cofradía infectante.

Pedro Torreblanca estudió comunicación en una institución de inspiración católica llamada Universidad Panamericana vinculada al Opus Dei, aunque sus dichos no tienen nada que ver con la doctrina cristiana porque el desdén, el racismo y la discriminación no son de Dios ni tienen vínculo alguno con las virtudes teologales de fe, esperanza y caridad.

No sé si actitudes como las del joven mencionado o las de sus correligionarios neonazis de Jalisco, incluso de sus compañeros de partido detenidos en Brasil le afecte a los panistas, los deslindes han sido tibios, incluso el jefe delegacional en Benito Juárez dijo que el despedido funcionario dijo que alguien uso su teléfono y escribió las diabólicas palabras que escupen odio.

Ya tenemos bastante con la violencia cotidiana, la impunidad y otros lastres como para aún recibir un muestrario de malas costumbres embadurnadas de improperios de algunos integrantes de la clase política, ya basta.

El racista Torreblanca Engell fue denunciado ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, habrá que esperar el resultado de la investigación porque las actitudes racistas no deben pasarse por alto.

Si hablamos de civilidad y democracia la discriminación debe ser eliminada, nuestra Carta Magna reconoce la igualdad, la tolerancia como virtud, la diversidad, aunque la estulticia de algunos parece oponerse sistemáticamente.