No fue penal / Teodoro Barajas Rodríguez

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor es maestro en Gobierno y Asuntos Públicos, así como candidato a Doctor en Ciencias Políticas

El autor es maestro en Gobierno y Asuntos Públicos, así como candidato a Doctor en Ciencias Políticas

Es un asunto viral afirmar no fue penal el que sí fue y echó fuera a la selección mexicana en Brasil para coleccionar un fracaso más, sorprende la vocación del mexicano promedio por lo trivial que suele explicar por qué estamos en los últimos lugares del desarrollo, hasta el presidente Enrique Peña Nieto lo dice en su discurso. Sintomático.

Morelia, Michoacán, 05 de julio de 2014.- Es un asunto viral afirmar no fue penal el que sí fue y echó fuera a la selección mexicana en Brasil para coleccionar un fracaso más, sorprende la vocación del mexicano promedio por lo trivial que suele explicar por qué estamos en los últimos lugares del desarrollo, hasta el presidente Enrique Peña Nieto lo dice en su discurso. Sintomático.

Este sábado registramos otro gasolinazo, medida antipopular que aprobaron legisladores de todos los partidos aunque ahora la mayoría se deslinde, es por ello y muchas cosas más que la clase política tradicional ha visto perdida la credibilidad. José Manuel Mireles fue detenido para sufrir escarnio, son dos temas en la agenda cotidiana, pero muchos optan por defender “no fue penal”.

No sabría describir de manera precisa qué somos los mexicanos.

En Brasil un cuarteto de mexicanos de filiación panista demostraron lo superlativo de los bajos instintos, dos de ellos Sergio Israel Eguren y Rafael Miguel Medina son funcionarios en la Delegación Benito Juárez de la capital de nuestro país. Los mencionados y acompañantes agredieron sexualmente a una mujer brasileña además de lesionar severamente a su esposo, con saña.

Agredir a una mujer y propinarle una paliza a su marido por defender a su cónyuge seguro que no es de Dios, ahora los funcionarios están detenidos y a la espera de ser procesados. Brasil no es México, en este caso concreto debe prevalecer la justicia, el PAN ya se ha deslindado de los acusados porque simplemente resultan impresentables. No obstante ese caso miserable ocurrido en Brasil una gran mayoría opta por señalar “no fue penal”.

Otros panistas se han quedado en la Edad Media, allí se estacionaron para enaltecer al integrismo como rostro de una fanática intención a través de algunos jóvenes de Guadalajara que infectados de estulticia fundaron una célula neonazi para reivindicar a un asesino de nombre Adolfo Hitler, parece increíble que el citado aún tenga oficiosos defensores.

El joven Juan Barrera Espinosa, actualmente ex consejero estatal del PAN, tuvo la iniciativa de valorar a Hitler además de “proteger a las familias tradicionales y a la religión católica cristiana así como a los micros, pequeños y medianos empresarios”, fanatismo del siglo XXI que parece derivar de los pastores medievales como Cirilo quien masacró a Hipatia por invocar a la ciencia y eso amenazaba al oscurantismo imperante.

No obstante, aunque se registren episodios preocupantes muchos prefieren gritar “no fue penal”.

Vivimos en la etapa posmoderna, la cual se abandera por la diversidad como esencia de las democracias, no es posible retroceder a la Edad Media en la que destacó la oscuridad como elemento, la superstición como guía y la ignorancia como sustento de los explotadores de los pueblos. No obstante, hay quienes no ven nada, sólo fútbol y gritan enajenadamente “no fue penal”, esa actitud me recuerda un grito de guerra de las falanges franquistas en España “muera la inteligencia”.