Editoriales

Punto de Encuentro: Narcoelección llega a la OEA

Esta semana el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, decidió llevar las denuncias y pruebas de la presunta intervención de grupos delictivos en el pasada elección estatal y federal

“Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.”

Octavio Paz

Morelia, Michoacán, 29 de julio de 2021.- Ante los oídos sordos de la federación y con justa razón por ser parte de la misma ideología política, esta semana el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo decidió llevar las denuncias y pruebas de la presunta intervención de grupos delictivos en el pasada elección estatal y federal del 6 de julio ante organismo internacionales y gobierno de Estados Unidos de Norteamérica. 

Entre los organismos a los que acudió el mandatario fue la OEA (Organización de los Estados Americanos) con sede en el vecino país del norte, cuyo objetivo tiene entre sus facultades: fortalecer la paz y seguridad del continente, promover y reforzar la democracia, respetando el principio de la no intervención, entre otras como prevenir causas de dificultades y asegurar la solución pacífica de controversias que surjan entre los Estados miembros.

Para muchos, especialmente para los cercanos y simpatizantes de Morena, la defensa, lucha, acciones y declaraciones del gobernador son pan y circo, incluso se burlan y lo tachan de loco, sin embargo, el tema no es menor, especialmente porque el propio Presidente de México ha dado y sigue dando señales de su intención de no acabar ni con el tráfico de drogas y menos aún de erradicar a los grupos delictivos de este país, todo lo contrario. 

Y más allá de las declaraciones del presidente, se encuentran sus acciones desde el inicio de su mandato ha preferido recibir y reunirse con los familiares de los narcotraficantes que recibir a los familiares de los niños con cáncer o los grupos realmente vulnerables de este país.

Además esta semana realizará casualmente una tercera visita, encubierta como “gira de actividades” a Badiraguato, en Sinaloa, en la que nuevamente visitará el municipio dónde nació Joaquín Guzmán y dónde el propio mandatario ha saludado a la mamá de este conocido narcotraficante que hoy en día se encuentra enfrentando su condena en los Estados Unidos.

Aunado a ello, trascendió en la columna de Salvador García Soto que autoridades de los Estados Unidos cuentan con información sobre la participación de grupos delictivos con Morena especialmente en Tamaulipas y otros estados más, de los que aún no han revelado nombres, pero de acuerdo a la información, las operaciones de los grupos delictivos las tienen registradas en actividades de las pasadas elecciones.

Así pues, las demás que ha llevado el gobernador a instancias internacionales, ya están siendo investigadas por autoridades de Estados Unidos.

Quién insista en decir que, con estas acciones el Gobernador de Michoacán está violando la Constitución Mexicana, desconoce los alcances de la Constitución y el Derecho Internacional Público, hay algo llamado paradiplomacia, que faculta  a los gobiernos o actores locales de un país a establecer relaciones con otras naciones, con el objetivo de promover aspectos socioeconómicos, culturales o de cualquier índole que sea de su competencia.

Por ello, insisto no descarte la frase de  “cuándo el río suena, agua lleva”, porque aunque en este momento no se entienda o no se quiera ver el trasfondo del tema, no tardará en darse a conocer más detalles que el momento están buscando ocultar.

Punto de Encuentro: La estrategia fallida

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: