¿Quién interviene realmente las elecciones en México? (Por: Alejandra Ortega)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

Es muy difícil una injerencia de Rusia a nuestro país, tomando en cuenta que éste está ya intervenido, y desde hace mucho tiempo, prácticamente desde que nace México. La intervención es de los Estados Unidos y no es un secreto para nadie.

Morelia, Michoacán, 22 de enero de 2018.- ¡Vaya controversia la de una supuesta injerencia rusa en las elecciones de México!. Este fue un rumor que muy rápido se propagó por todas partes e inundó las redes sociales con aseveraciones como que detrás del precandidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, estaba la figura del presidente ruso Vladimir Putin.

Las acusaciones iniciaron cuando se difundieron unas fotografías de unas supuestas pintas de bardas en Venezuela a favor del tabasqueño. Estas imágenes fueron tomadas como una prueba fehaciente de que los “gobiernos de izquierda”, como el de Maduro y Putin -el cual no es de izquierda-, estaban detrás.

Luego de esto, surgió de pronto la figura del venezolano J.J. Rendón, quién es un conocido publicista y psicólogo, especializado en guerra sucia, en generar rumores y usar los medios de comunicación para propagarlos. Algunos conocedores sobre estos temas, aseguran que Rendón hace uso de las estrategias de el Mossad, agencia de inteligencia, espionaje y contraespionaje israelí, que tiene bases en todo el mundo.

El experto en temas de publicidad, sin embargo, ha trabajado en varias ocasiones para el Revolucionario Institucional en campañas políticas. Esta información se reveló muy pronto, en cuanto se supo que Rendón estaba en México y empezó de inmediato a lanzar tuits en los que decía que haría lo posible para que AMLO no ganara. Y la respuesta de los seguidores de Morena y del propio candidato fue inmediata, descubriendo sus nexos con el PRI, lo que parece inhibió por lo pronto al venezolano.

Pero la cosa no quedó aquí, luego se difundió una columna escrita por la periodista Frida Ghitis, en el Washington Post, en la que deslizó el rumor de que habría indicios de una interferencia rusa en las campañas en México, pero sin ofrecer datos duros, ni evidencias concretas que permitieran tomar como un hecho estas declaraciones.

Asimismo, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Hebert Raymond McMaster, indicó que había “señales” de la intromisión rusa en nuestro país, de igual forma, sin sustento ni mayores detalles. Sin embargo, esta información se propagó también muy rápido y fue retomada por algunos políticos y medios de comunicación como si fuera ya algo confirmado.

¿Pero, qué posibilidades reales hay de que Rusia esté interviniendo en las elecciones a favor de uno de los candidatos?

Considero que es muy difícil. Pues nuestro país está ya intervenido, y desde hace mucho tiempo, prácticamente desde que nace México. La intervención es de los Estados Unidos y no es un secreto para nadie.

Revueltas, conflictos y revoluciones generadas para implantar los regímenes que interesaban a nuestro vecino. La pérdida de territorio, la privatización de activos del Estado, la obligación de comprarles productos diversos, aunque aquí se produzcan también. Entregar el petróleo, permitirles la injerencia en muchos aspectos políticos, ideológicos y económicos .

En este estado de cosas, sería realmente muy complejo que pudiera darse la intervención de alguien más, sobre todo que no sea aliado o enviado por Estados Unidos.

Hoy en día es más tangible la presencia de Israel, por ejemplo, que la rusa, sobre todo en cyber seguridad, que recientemente ofreció Netanyahu al gobierno de Peña Nieto. Y esto no es novedad, pues el uso de Pegasus, un poderoso malwere de fabricación israelí que espía las llamadas telefónicas y mensajes de texto, fue utilizado hace poco para intervenir los dispositivos móviles de algunos periodistas y activistas.

Por otro lado, Rusia hoy está más preocupada y ocupada con problemas propios y de mayor envergadura, como los conflictos en Ucrania por Crimea, o la guerra en Siria, en donde la participación rusa es importante.

Tensiones también con Suecia y por si fuera poco, el país eslavo está enfrascado en un tema más relevante: Ser el líder global, construyendo alianzas con otras fuertes naciones y buscando las estrategias que le permitan consolidar su hegemonía.

En este sentido, y aunque no nos guste, México en realidad no pinta en la geopolítica y más que un aliado para ellos, podríamos ser casi un inconveniente en estos momentos.

Finalmente, ni el mismo Estados Unidos, que ha acusado también a Rusia de intervenir para que ganara Trump las elecciones, ha podido demostrar su rara teoría conspiranóica.