Editoriales

Reelección y el velo de la ignorancia / Yadhira Y. Tamayo Herrera

Tamayo Herrera es abogada con maestrías en administración pública y políticas públicas (ITESM), ingeniería en Imagen Pública (CCIP); actualmente cursa el Doctorado en Derecho en la Universidad Panamericana
Tamayo Herrera es abogada con maestrías en administración pública y políticas públicas (ITESM), ingeniería en Imagen Pública (CCIP); actualmente cursa el Doctorado en Derecho en la Universidad Panamericana

La Reforma Política que se discute en estos días tiene propuestas muy interesantes para funcionar mejor como Estado mexicano. Pero esto de que los senadores voten la reelección inmediata para su propio beneficio, es por decir lo menos, una total falta de sensibilidad política

México, D.F., 29 de noviembre de 2013.- A un filósofo se le metió entre ceja y ceja una tarea todavía imposible, cómo hacer una sociedad efectivamente justa. Como solución presentó la siguiente propuesta: diseñar un acuerdo de reglas de convivencia entre los hombres y mujeres dónde la única forma de asegurar que sea justo dicho acuerdo para todos, es cerciorarse de que dichas personas no conozcan qué lugar, papel o rol van a tener que desempeñar en dicho arreglo y que tampoco conozcan que atributos tienen. ¿Cómo sería posible eso?

Así: imagine usted una ranchería de 20 adultos. Van a ponerse de acuerdo cómo funcionar como comunidad, todos coinciden en algo: debe ser una comunidad justa. Para asegurarse que las reglas sean verdaderamente justas, se les pone un “velo de ignorancia”, es decir, el punto de partida es que no deben saber cuál es el rol que desempeñarán en tal comunidad ni tampoco cuáles son sus propios atributos que los distinguen de los demás. Para lo cual mágicamente debe borrarse de su memoria quiénes son, sólo mientras hacen las reglas para el acuerdo comunitario.

Así, estos 20 adultos reunidos para hacer sus reglas de convivencia, en ese momento no tienen presente su edad, su género ni cómo se ganan el pan, no recuerdan si son sanos, fuertes, ricos, carismáticos, adultos económicamente activos, o enfermos, débiles, pobres. Por todo ello, no les queda más que diseñar el acuerdo más justo posible y que proteja a todos por igual, por aquello de si les toca tener la situación más desventajosa, las normas del acuerdo les protejan también.

Así, según este filósofo se aseguraba para todos que reglas del acuerdo fueran benéficas para la comunidad entera. Es creador de esta ficción es el filósofo político estadounidense, muy famoso por esta Teoría de la Justicia, se llama John Rawls, fallecido en 2002.

Esta teoría de la justicia está muy bien en el papel, pero como usted puede notar, está difícil que de manera mágica se les ponga el famoso velo de ignorancia de Rawls a los que hacen las reglas o normas. ¿Cómo le borraríamos la memoria de quién son y qué rol juegan en la sociedad a los que hacen las reglas, por ejemplo, los legisladores? Tampoco podríamos volver el tiempo a nuestro estado original, a hace millones de años, a la época de la prehistoria y ponernos de acuerdo como si la sociedad comenzara apenas en tribus, clanes o familias. Pero algo queda claro, para ejercitar la justicia hay que pensar en el otro, en el prójimo, en la comunidad.

Pues ahí tiene a este hombre, John Rawls quebrándose la cabeza a ver cómo le hacía para asegurar una sociedad justa. Pero la búsqueda de una sociedad justa es lo que menos aparece en esta reciente noticia de que los senadores quieren, en el marco de la reforma política, reformar la Constitución para poder reelegirse en el próximo periodo electoral, cuando saben bien que fueron electos por seis años los senadores, y por tres años los diputados. Sí, a la Hugo Chávez y Evo Morales.

La reelección legislativa y municipal inmediata es muy necesaria, permite la profesionalización, la planeación a más largo plazo y sobre todo, un verdadero acercamiento del legislador o alcalde al electorado, quien con fundamento en sus resultados y su rendición de cuentas, decidirá con su voto si ese político le sirve o no. Lo que es un verdadero penoso contrasentido, es que los legisladores quieran hacerse leyes a la medida de su propia conveniencia.

La Reforma Política que se discute en estos días tiene propuestas muy interesantes para funcionar mejor como Estado mexicano. Pero esto de que los senadores voten la reelección inmediata para su propio beneficio, es por decir lo menos, una total falta de sensibilidad política. Si su representante, diputado o senador actual, logra volver a aparecer en la boleta electoral buscando reelegirse en el próximo proceso electoral, espero que usted recuerde que violó la regla de la Justicia de Rawls: legislar con un velo de ignorancia que asegure una sociedad justa, no con todas las ventajas de alguien que tiene como filosofía de servidor público “primero están mis dientes que mis parientes”.

***

Peña Nieto está festejando su primer año como Presidente de la República. Lo cierto es que no hay mucho que festejar.

Le van a devolver a Raúl Salinas de Gortari 224 millones de pesos en inmuebles, empresas y cuentas bancarias porque fue exonerado del delito de lavado de dinero. ¿Qué tal? El sí tiene que festejar.

Hasta ahorita, van 58 cuerpos encontrados en la fosa de La Barca, Jalisco. Se está buscando las identidades de esas personas fallecidas. Muchas familias están a la espera de saber si entre ellos están sus familiares desaparecidos. Muy triste.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: