Reflexiones de fin de semana / Camila Cienfuegos

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Bien, amigos míos, supongamos que sus señorías ostentan la razón y la promotora miente, que no hay seis millones por ningún lado, pero como dijo su señoría don Tata Lázaro cuando la repartición agraria: “vayamos por partes”

Bien, amigos míos, supongamos que sus señorías ostentan la razón y la promotora miente, que no hay seis millones por ningún lado, pero como dijo su señoría don Tata Lázaro cuando la repartición agraria: “vayamos por partes”

A ver mis queridos amigos, diputado don Ernesto Núñez Aguilar y alcalde don Juan Carlos Campos; ¿así que dicen sus excelencias que en la grabación, en la cual os han pilloao, no hay nada incriminatorio en vuestras personas? ¿Qué la promotora cultural os ha difamado? ¿Que solo querían ayudarla con una chamba?

Morelia, Michoacán, 25 de julio de 2014.- (Favor de leer lo que sigue con acento español, olé)

A ver mis queridos amigos, diputado don Ernesto Núñez Aguilar y alcalde don Juan Carlos Campos; ¿así que dicen sus excelencias que en la grabación, en la cual os han pilloao, no hay nada incriminatorio en vuestras personas? ¿Qué la promotora cultural os ha difamado? ¿Que solo querían ayudarla con una chamba?

Bien, amigos míos, supongamos que sus señorías ostentan la razón y la promotora miente, que no hay seis millones por ningún lado, pero como dijo su señoría don Tata Lázaro cuando la repartición agraria: “vayamos por partes”, y sin salirnos de las grabaciones analicemos…

PARA EL AMIGO NETO:

– ¿Tendríais el valor ético y moral de deciros quiénes son los diputados jijos de la guayaba que su excelencia afirma: “bajaron 10 proyectos”?

– ¿Quién es esa “gente que no ha hecho nada…que sacan 10 millones y hacen uno”? ¿Es acaso la misma gentuza? ¿Te juntas con ellos?

– ¿A qué se refiere vuestra excelencia con “todo documentar con facturas”? ¿Serán acaso de la plazoleta de Santo Domingo?

– ¿Qué significado le da su señoría a tomar fotos “por otro lado” y empotrarlas en un proyecto distinto?

– ¿Cuánto se ha embolsado su ilustrísima de comisión por “bajar recursos” federales a los municipios? (Se lo comento porque el alcalde de la tres veces heroica Zitácuaro, don Juan Carlos Campos, ha cantao, y dijo que paga “diezmo” a sus excelencias del parlamento federal por aterrizarle recursos de la República para la municipalidad, especialmente a Ernesto “porque es mi amigo”).

– ¿Cuánto gana usted como diputado? ¿O responderá como dijo aquel poeta y trovador de la Villa de Parácuaro don Juan Gabriel?: “no me es suficiente, quiero otro po-qui-tooooo”.

– ¿Es usted priísta o solo está su señoría de alquiler en la sucia pandilla de poca monta del Niño Verde?

– ¿Piensa su excelencia limpiad su nombre encarcelando a la promotora cultural?

– ¿De qué privilegios goza su eminencia que hasta a vuestra esposa la hizo notaria don Fausto Vallejo, otrora gobernador de la provincia de Michoacán? (No olvide amigo mío que el padre de vuestra consorte es también señor notario. Ah… el de usted también, y luego traspasó semejante privilegio a vuestra hermana, como si de un puesto de gorditas se tratara).

– ¿En serio ha creído su señoría que es el mejor diputado de los 500 que hay en el parlamento? (cómo andarán de luces los demás) ¿O sí sabía que la presea Tlatoani es una tomadura de pelo por la que usted pagó equis cantidad de dinero?

PARA EL AMIGUIS JUAN CARLOS CAMPOS

– ¿De a cómo es el “diezmo” que le suministráis a los diputados que le hacen paro a su señoría para bajar recursos federales?

– ¿Es el 10 por ciento? O sea, ¿si aterrizan 10 millones vuestra excelencia les da un melón de propina? (¡pero qué generoso es su señoría!)

– ¿No se supone que son de la misma camarilla facciosa, priísta y que entre gitanos no se leen la mano? ¿O acaso pensáis que los negocios y la camaradería no debéis mezclarla?

– ¿No se ponen mosqueados los demás parlamentarios porque Ernesto es vuestro resabiado consentido?

– ¿Es neta que en “en lo cultural se puede sacar más” plata? (y yo que creí que la cultura no dejaba).

– ¿Y cuando su señoría se desempeñaba como diputado en el parlamento local, también cobrabais moche?

– ¿Tendría vuestra eminencia el valor de deciros quiénes son los lacayos diputados que os cobran “diezmo” aparte de don Alfredo Anaya Gudiño, como usted ha reconocido?

– ¿Estáis dispuesto a renunciar –como dice su señoría- si os comprueban la trácala?

– ¿Existe alguna diferencia para el pago del “diezmo” a los templarios o los diputados? ¿O se han convertido en la misma porquería pero con distintas indumentarias?

…y mejor aquí le paramos porque ésta, vuestra servidora, ha mostrado deseos infinitos de brindar ante la inminente llegada del viernes social. ¡Salud!

¡¡Buen viernes de brandy para todoooos!!

¡¡Y olé!!