Editoriales

Reforma fiscal o social / Jorge Álvarez Banderas

Nuestro colaborador de ATIEMPO.MX, Jorge Álvarez Banderas
Nuestro colaborador de ATIEMPO.MX, Jorge Álvarez Banderas

No conocer nuestra historia, nos permite cometer los mismos errores, si el legislador federal acepta tal incremento en la tasa del ISR del 28 al 32%, prácticamente avalaría un “asalto” a la economía de todos los contribuyentes cautivos

Morelia, Mich., 12 de septiembre de 2013.- En el llamado “paquete fiscal” presentado el pasado domingo 8 de septiembre a la Cámara de Diputados, por parte del Secretario de Hacienda y Crédito Público, se propone incrementar un 14.3% la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para llevarla del 28 al 32 por ciento entre otros puntos, mismos que han generado un gran malestar en la población mexicana.

Un incremento de tal magnitud, permitirá una mayor recaudación entre la base de contribuyentes vigente, dejando de lado a los que hasta ahora siguen en la informalidad; anunciar el incremento de la tasa del impuesto (ISR) en 2 puntos porcentuales es errado, ya que si bien es cierto, hoy la tasa está plasmada en un 30%, esto es por una disposición de vigencia anual (solo en el ejercicio fiscal del 2013) contenida en la Ley de Ingresos de la Federación respectiva, mientras que la tasa contenida en la Ley del Impuesto Sobre la Renta es del 28%.

No conocer nuestra historia, nos permite cometer los mismos errores, si el legislador federal acepta tal incremento en la tasa del ISR del 28 al 32%, prácticamente avalaría un “asalto” a la economía de todos los contribuyentes cautivos, sin el mayor esfuerzo recaudatorio por parte del Estado mexicano. El titular del Poder Ejecutivo Federal ha señalado que la reforma fiscal tiene una política social relevante, y es que propone además se legisle en dos ordenamientos relativos a la denominada “Ley de Pensión Universal” y “Ley del Seguro de Desempleo”; la primera de ellas establece los términos y condiciones para el otorgamiento de una Pensión Universal, mientras que la segunda, pretende establecer los términos y condiciones para otorgar el acceso a un Seguro de Desempleo en beneficio de los Trabajadores.

Es importante resaltar que a la par del paquete económico, se acompañó la iniciativa de reforma constitucional, mediante la cual se pretende adicionar un último párrafo a los artículos 4º. y 123 constitucionales, donde se establezcan tanto la Pensión Universal, como el Seguro de Desempleo en beneficio de los Trabajadores respectivamente. Claro está, que usted y yo pagaremos tanto la Pensión en cita, como el Seguro de Desempleo; amén de que con la pretendida abrogación del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), así como del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), se desea eliminar el sello de reforma tributaria efectiva mediante dichos ordenamientos, de la pasada administración calderonista y con ello, al menos con la Ley del IDE se abre la puerta al blanqueo de capitales sin control.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: