Editoriales

Violencia sin fin / Columba Arias Solís

La autora es Maestra en Derecho; catedrática de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UMSNH; analista en varios medios de comunicación; y, titular de la Notaría Pública No. 128
La autora es Maestra en Derecho; catedrática de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UMSNH; analista en varios medios de comunicación; y, titular de la Notaría Pública No. 128

Los atentados terroristas sucedidos la mañana de este 22 de marzo en la Capital de Bélgica, Bruselas, han sido la continuación de esa espiral de violencia con la que los extremistas del grupo autodenominado Estado Islámico han cubierto de sangre diferentes lugares

Morelia, Michoacán, 28 de marzo de 2016.- Los atentados terroristas sucedidos la mañana de este 22 de marzo en la Capital de Bélgica, Bruselas, han sido la continuación de esa espiral de violencia con la que los extremistas del grupo autodenominado Estado Islámico han cubierto de sangre diferentes lugares, y que en esta ocasión han dejado, al menos hasta ahora, 31 víctimas mortales y 200 heridos en los ataque perpetrados al Aeropuerto de Zaventem y a la estación de metro de Maelbeek, atentados realizados según el comunicado del grupo terrorista, en venganza por ser Bélgica uno de los países que participa en la coalición internacional contra el Estado Islámico.

A solamente 4 meses de los atentados realizados en noviembre en París con su cauda de sangre y fatalidad: 130 muertos y cerca de 400 heridos, Europa se vuelve a conmocionar con el ataque a la capital de Europa, sede de la Comunidad Europea y de diversas instituciones internacionales. Bruselas, además de ser la capital y la ciudad más importante de Bélgica, sede de la UE, es también sede de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En Bruselas reside una importante cantidad de personas de origen musulmán, se estima que el 25 por ciento de la población tienen esa característica.

Luego del ataque a la capital Francesa en noviembre pasado, el estado islámico a través de un video señaló que el  principal objetivo seguiría siendo Francia  para obligar a ese país a cambiar su postura bélica en Siria; los islamistas en un video publicado en internet amenazaban “Les decimos a los países que participan en la actual cruzada que, por Alá tendréis un día si Dios quiere como el de Francia; como atacamos a Francia en el centro de su morada en París, así juramos que atacaremos a estados Unidos en su centro Washington”.

Si bien las autoridades no pudieron verificar la autenticidad de dicho mensaje, lo cierto es que estado islámico se ha caracterizado por la utilización con gran éxito para su causa de las redes islámicas, difundiendo sus mensajes  constantemente en diversas cuentas de twitter donde se ha constatado que tienen una cantidad importante de seguidores y sirven además como centros de reclutamiento para la causa terrorista.

En las redes publican videos de sus ataques, textos ideológicos, programas informáticos de la organización que pueden ser descargados en los teléfonos móviles para recibir noticias e  imágenes del grupo terrorista, sin ninguna restricción, de eta forma han conseguido miles de voluntarios que se suman a su lucha o que aportan recursos económicos para la misma. Así también, a través de sus mensajes en las redes, han dejado saber  los países que son sus principales objetivos: Estados Unidos, Italia y Reino Unido.

En mayo de 2015 el grupo estado islámico de Irak y el Levante, había anunciado la restauración del califato, publicando un mapa donde mostraba los países a conquistar para expandirse, entre otros lugares España, los estados de la península de los Balcanes, Oriente Medio, África del Norte y amplias zonas de Asia. Lo anterior con la idea de reproducir el estado islámico que rigió en oriente Medio, en África del Norte  y otras regiones en los 1400 años de la historia del Islam.

Asentados originalmente en la frontera entre Siria e Irak, los terroristas de estado islámico fueron penetrando territorios y conquistando importantes poblaciones, siguiendo un plan de controlar el petróleo de Oriente Medio, acorde a un mapa publicado también en internet y que incluye el norte de África, Nigeria y Camerún, el Chad, Sudán, Etiopía y Somalia.

Desde su aparición en el año de 2014, estado islámico ha cometido decenas de ataques sangrientos en más de 20 países, además por supuesto de Siria e Irak, y es la zona de Oriente Medio la que más ha padecido los atentados del grupo terrorista y sus afines como Boko Haram: Líbano, Túnez, Libia y Turquía han sufrido esa espiral de violencia sin fin de estado islámico cuyos tentáculos cruzan las fronteras de los países sin que pueda frenárseles, no por incapacidad militar, sino más bien porque prevalecen intereses económicos de los propios países, aun de aquellos que están sufriendo los ataques violentos en sus territorios.

¿De dónde se surten del poderoso y moderno armamento con el que han invadido y conquistado los territorios donde se asientan? ¿Quién les compra el petróleo que explotan de los diversos pozos de los que se han adueñado en su lucha terrorista? ¿Quién autoriza el paso de combustibles y armamento por los diversos territorios? Las respuestas a tales cuestiones evidenciaría las complicidades y doble moral de los países que vociferan contra estado islámico, pero que siguen haciendo negocios con la violencia sin fin del terrorismo islámico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: