Estudiantes del ITM crean bioplástico a base de residuos vegetales

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La empresa que formaron desde el año pasado se llama Bioplásticos Mexicanos (Biomex) y se dedica precisamente a la producción de bioplástico realizado a base de cáscaras de mango y otros desechos de origen vegetal

La empresa que formaron desde el año pasado se llama Bioplásticos Mexicanos (Biomex) y se dedica precisamente a la producción de bioplástico realizado a base de cáscaras de mango y otros desechos de origen vegetal

Estudiantes de cuatro carreras del Instituto Tecnológico de Morelia crearon un material biodegradable llamado “bioplástico”, el cual está elaborado a base residuos vegetales que aparte de que es amigable con el medio ambiente, tiene la particularidad de que se desintegra en ocho meses

Morelia, Michoacán, 28 de mayo de 2018.- Estudiantes de cuatro carreras del Instituto Tecnológico de Morelia (ITM) “José María Morelos y Pavón” crearon un material biodegradable llamado “bioplástico”, el cual está elaborado a base residuos vegetales que aparte de que es amigable con el medio ambiente, tiene la particularidad de que se desintegra en ocho meses aproximadamente a diferencia del unicel que tarda 100 años en degradarse.

Los jóvenes Reyna Patricia Chávez Sánchez, Giovanna Michelle Castillo Aguirre, Alexis Eduardo Martínez Arroyo, Fernando Chavelas Chávez, Gregorio Moreno Castro, Uriel Calderón Santos, Francisco Leonel Alva García, César Cancino Gutierrez y Luis Ángel Orozco Osorio, estudian en las carreras de Licenciatura en Administración, Ingeniería Bioquímica, Ingeniería en Gestión Empresarial e Ingeniería Mecánica del Tec de Morelia y recibieron el primer lugar en la Categoría “Ecología del programa de Emprendedores”.

La empresa que formaron desde el año pasado se llama Bioplásticos Mexicanos (Biomex) y se dedica precisamente a la producción de bioplástico realizado a base de cáscaras de mango y otros desechos de origen vegetal, principalmente las frutas pasadas que generalmente son tiradas pero a las que se les reutiliza la cáscara, por ello que el material creado tarda solamente 8 meses en ser desintegrado en el medio ambiente y no los 100 años que tarda el unicel en degradarse.

Ahora los ganadores están listos para participar en el evento Nacional Estudiantil de Innovación Tecnológica 2018, evento que anualmente organiza el tecnológico Nacional de México (TecNM) y en el que el ITM obtuvo el primer lugar el año pasado.

Finalmente, los jóvenes destacaron su interés por contribuir al cuidado del medio ambiente combatiendo dos problemas muy sentidos por la población como es el uso desmedido de plásticos convencionales que son de un alto nivel contaminante, además del desperdicio inmoderado de alimentos que son considerados como desechos pero que ellos, simplemente los vuelven a reutilizar.