UMSNH ofrece atender millonarias observaciones de ASF y ASM

Se trabaja para que en el 2020 no existan observaciones por parte de las Auditorías

Se trabaja para que en el 2020 no existan observaciones por parte de las Auditorías

El Tesorero nicolaita, Rodrigo Gómez Monge, explicó cada una de las observaciones hechas, derivadas del Ejercicio Presupuestal correspondiente al año 2017 y las acciones asumidas por la Universidad para resarcirlas

Morelia, Michoacán, 14 de marzo de 2019.- La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) está trabajando para consolidar el orden administrativo y garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, como lo establecen los ejes rectores de la nueva administración nicolaita, aseguró el Tesorero General Rodrigo Gómez Monge.

En rueda de prensa, realizada en las instalaciones del Centro de Información, Arte y Cultura, el Tesorero nicolaita explicó cada una de las observaciones hechas por parte de la Auditoría Superior de la Federación y la Auditoría Superior de Michoacán, derivadas del Ejercicio Presupuestal correspondiente al año 2017 y las acciones asumidas por la Universidad para resarcirlas.

De acuerdo a los resultados de ambas auditorías, que se dieron a conocer públicamente en días pasados, Gómez Monge explicó que, en su informe la Auditoría Superior de la Federación hizo dieciocho observaciones de las cuales cinco ya fueron atendidas y subsanadas en el momento, quedando pendientes trece, siete de las cuales dieron resultado a una promoción de responsabilidad administrativa y seis fueron pliegos de observaciones.

En lo que respecta a los pliegos de observaciones, dijo, esa es el área más sensible porque es la que tiene que ver con dinero; la primera observación es por un monto de 951 mil pesos sobre una emisión de cheques cancelados, de los cuales no se entregó constancia; la segunda por 76 millones 914 mil pesos es sobre recursos improcedentes en su ejercicio, que fueron destinados al capítulo que tiene que ver con albergues estudiantiles, becas, etc. En ese sentido, dijo que para dar respuesta a esta observación “tenemos que explicar a detalle la forma en cómo opera la universidad y cómo se aplican algunos recursos”.

La tercera observación por la cantidad de 936 mil pesos tiene que ver con una prestación que no aparece ligada al contrato colectivo de un personal de confianza; una más por 161 mil pesos relacionada con una licencia con goce de sueldo a un profesor, de lo cual falta evidencia ante el Consejo Técnico; 670 mil pesos derivados de un convenio establecido con profesores jubilados que mantienen una carga académica dentro de la Universidad y una última por 159 mil pesos debido a la falta de acreditación por parte de la universidad, del perfil de personal contratado para diferentes plazas.

En cuanto a las promociones de responsabilidad administrativa, dijo, estas tienen que ver con los compromisos legales que tiene la universidad, como son atender las áreas de oportunidad en la evaluación de control interno a la cuenta pública del 2016, la apertura de cuentas bancarias, ausencia de reportes trimestrales del ejercicio, desfase en la entrega de informes y la no acreditación dentro del primero 90 días ante la Secretaría de Educación Pública de los estados financieros dictaminados.

En lo que se refiere a la Auditoría Superior de Michoacán, añadió, en el aspecto financiero la primera observación tiene que ver con 180 millones de pesos  relacionados con el registro y seguimiento de recursos proveniente de ingresos propios y una más que se encuentra ligada a la anterior por la cantidad de 41 millones de pesos que tiene que ver con un ingreso proveniente de los estudiantes, como aportaciones voluntarias, memorándums de calificaciones, exámenes de titulación y extraordinarios, entre otros.

El resto de las recomendaciones están relacionadas con la actualización del inventario de bienes de la Casa de Hidalgo y con la ausencia de un manual de contabilidad en la universidad, “estamos trabajando ya para atender y subsanar esas observaciones, en apego a uno de los principios fundamentales que ha marcado la actual administración de dirigirse en total transparencia, de una manera clara y ordenada para que en ejercicios subsecuentes sean las menos observaciones posibles y en el mejor de los casos no existan”, concluyó el tesorero.

En relación al pliego de observaciones hechas por parte de las dos auditorías, el contralor nicolaita, Rodrigo Tavera Ochoa informó que se tiene un plazo de treinta días a partir de la notificación para realizar las aclaraciones correspondientes, presentar pruebas y disipar cualquier duda, en el caso de que las observaciones no se puedan solventar, dijo,  se seguiría un procedimiento en donde ya puede existir responsabilidad sancionatoria para los funcionarios que en su momento fueron los responsables.

Por su parte el director de Patrimonio Universitario, Adrián Zaragoza Tapia, explicó que en lo que se refiere a la actualización del inventario, existe un rezago en la forma en que se registran los bienes en las respectivas plataformas, “se cuenta con un control de ello, sin embargo, los reportes de los sistemas informáticos no reflejaron lo que sí se tiene documentado”.

Añadió que se están tomando las medidas necesarias para dar respuesta a estas observaciones, contamos ya con un plan de acción concreto para cumplir al cien por ciento con estos requerimientos y hacer las adecuaciones necesarias para llevar un control preciso.

Finalmente, el Tesorero, a pregunta expresa, dijo que no habrá deslinde de responsabilidades de los nuevos funcionarios nicolaitas ni protección a nadie. Las observaciones se atenderán de forma institucional porque lo más importante es la Universidad Michoacana.