Entretenimiento

18 FICM: Nomadland

La historia sigue los pasos de varios adultos mayores que sobreviven a base de trabajos temporales mientras viajan a lo largo y ancho de Estados Unidos

Morelia, Michoacán, 02 de noviembre de 2020.- Una de las películas más esperadas de la sección de estrenos internacionales en el 18º FICM, era Nomadland (2020). Después de un paso importante por los festivales de Venecia (en donde ganó el León de Oro), San Sebastián y Toronto, la cinta dirigida por Chloé Zhao arribó a la capital michoacana, previo a su estreno en la cartelera estadounidense el próximo 4 de diciembre. 

Chloé Zhao es una cineasta de origen chino radicada en California. Basándose en el ensayo de “Nomadland: Surviving America in the twentieth-first century”, escribió el guión del que sería su más reciente proyecto. La obra literaria de Jessica Bruder, una entusiasta de las subculturas, sigue los pasos de varios adultos mayores que sobreviven a base de trabajos temporales mientras viajan a lo largo y ancho de Estados Unidos. El libro está disponible en español gracias a la joven editorial española Capitán Swing, con el título “País nómada. Supervivientes del siglo XXI”.

Nomadland es una película pequeña, de un presupuesto muy limitado, pero es un gran salto respecto a sus anteriores producciones. Por primera vez, Zhao se da el lujo de contar con un par de actores de renombre (Frances McDormand y David Strathairn), y un registro fotográfico de mayor calidad. En sus dos primeros largometrajes, la directora trabajó con personas cercanas al lugar donde se desarrollaban sus historias. Actores no profesionales que daban una mayor veracidad a la Norteamérica campirana, pobre y marginada, que suele retratar. En este caso, la inclusión de un par de actores profesionales le permitió crear interacciones más elaboradas entre los personajes principales.  

Es evidente el interés de Zhao en esta Norteamérica tan alejada de las grandes ciudades. En su ópera prima Songs that my brothers taught me (2015), sigue los pasos de dos hermanos que habitan en la reserva india de Pine Ridge, uno de los lugares más pobres de Estados Unidos, con tasas alarmantes de desempleo y alcoholismo. Mientras que en su segundo trabajo, El jinete (The rider, 2017), cuenta el drama de un montador de toros que debe dejar su poco lucrativa actividad después de sufrir un aparatoso accidente. 

Fern, la protagonista de Nomadland, es una viuda, que ha perdido su casa cuando cierra la fábrica que daba sustento a la comunidad de Nevada donde habitaba. La mujer decide ponerse en marcha buscando trabajos temporales en diferentes partes del país, ya sea en los peculiares CamperForce de Amazon o en la cosecha de betabel en Nebraska. En el camino se cruza con cientos de personas que comparten este estilo de vida. Sus propias furgonetas sirven como transporte y habitación, con ellas se forman fugaces comunidades que duermen en estacionamientos o en apartados desiertos. No se consideran a sí mismos como personas sin techo aunque en muchas ocasiones sobreviven gracias a la camaradería de otros viajantes. 

Los constantes desplazamientos de la protagonista la llevan a enriquecedores encuentros con otros nómadas. Hablan sobre la aceptación de la muerte, su innegable fascinación por la naturaleza y hasta los problemas prácticos de vivir en su propio vehículo. Pero el modo de vida gregario no es para Fern, vemos como amplifica su soledad cuando rechaza los tibios avances amorosos de otro experto nómada.  

¿Será ésta la última gran película de Chloé Zhao? Ávida seguidora de las historietas japonesas, la directora ha sido contratada para una nueva producción de Marvel. Un rompimiento total con todo lo que había hecho antes. Ya veremos. Por lo pronto, Nomadland dará mucho de que hablar en los meses siguientes y se confirma como uno de los grandes aciertos del 18º FICM.

18 FICM: Nuevo orden

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: