“Elle”, lo nuevo de Paul Verhoeven se presenta en el FICM

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Éste es un curioso e imperdible filme coral que mezcla con total naturalidad el suspenso con la comedia. Emocionante de principio a fin, es una gran recomendación.

Éste es un curioso e imperdible filme coral que mezcla con total naturalidad el suspenso con la comedia. Emocionante de principio a fin, es una gran recomendación.

El filme nos presenta a Michèle, una mujer madura, independiente y sin pelos en la lengua que codirige una compañía de videojuegos. Michèle esconde un vergonzoso secreto del pasado, pero tras sufrir en su propia casa un ataque por parte de un misterioso hombre enmascarado comenzará a tomar una serie de decisiones que cambiarán el rumbo de su existencia.

Morelia, Michoacán, 25 de octubre de 2016.- La muy interesante sección de estrenos internacionales del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), presentó este lunes el thriller dramático Elle (2016), largometraje número dieciséis en la cuenta del cineasta de origen holandés Paul Verhoeven. La película se presentó en el Festival de Cannes en donde formó parte de la selección oficial del certamen galo. A pesar de lo extenso de su filmografía ésta es la primera película que rueda en francés, con tan buenos resultados que fue elegida por los miembros de la academia francesa como candidata para los premios Oscar del 2017 en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

La película está basada en la novela “Oh…”, obra del escritor francés de origen armenio Philippe Djian publicada por primera vez en 2012 y aun sin editarse en español. El filme dirigido por Verhoeven nos presenta a Michèle, una mujer madura, independiente y sin pelos en la lengua que codirige una compañía de videojuegos. Michèle esconde un vergonzoso secreto del pasado, pero tras sufrir en su propia casa un ataque por parte de un misterioso hombre enmascarado comenzará a tomar una serie de decisiones que cambiarán el rumbo de su existencia.

El guión fue ofrecido a Verhoeven por un productor francés. Inicialmente el rodaje tendría lugar en Estados Unidos con un reparto local, pero tras el rechazo de varias actrices para tomar el papel principal, Verhoeven pensó en su amiga Isabelle Huppert, quien aceptó de inmediato. De esta manera la filmación se trasladó a Francia y decidió no solo filmarse en francés, sino completar el abundante un elenco con actores y actrices de esa nación.

Y es Isabelle Huppert quien da vida al personaje que sostiene el peso del filme: omnipresente, mordaz y agobiada cada día por un nuevo problema, Michèle logra salir adelante en cada caso, sin importar echar a la calle a un gigoló de poca monta, acosar a un banquero vecino, golpear el auto de su ex marido, recriminar a su hijo pusilánime y abusar de la confianza de su mejor amiga. Huppert brilla con luz propia en este singular y elegante thriller.

El resto del reparto cumple bien su papel, Laurent Laffite quien viene de hacer un buen trabajo en Búmeran (Boomerang, 2015), Charles Berling al igual que las actrices Anne Consigny y la reina de las comedias románticas Virginie Efira. Es inolvidable la cantidad de talento que se muestra en la mesa en la escena de la cena de navidad.

Si bien Paul Verhoeven es recordado por filmar bodrios del tamaño del melodrama de bailarinas exóticas Show girls (1995), así como el cuento de ciencia ficción El hombre sin sombra (Hollow man, 2000), recientemente (es un decir), había presentado al menos un par de trabajos interesantes entre los que destaca la producción holandesa El libro negro (Zwartboek, 2006). Verhoeven, quien es un hábil tejedor de thrillers es capaz de dejar su sello, no solo por su capacidad para mantener la atención del espectador sino por incluir ciertos guiños irónicos y maliciosos a lo largo del metraje.

Elle es uno de los grandes aciertos del FICM, un regreso a las alturas del cineasta holandés, gracias en gran medida a ese portento que es Isabelle Huppert, pero sin menospreciar el tono mórbido, punzante y provocador que imprime Verhoeven. Éste es un curioso e imperdible filme coral que mezcla con total naturalidad el suspenso con la comedia. Emocionante de principio a fin, es una gran recomendación.