William Harvey y la OSIDEM entrenan pieza inédita de Miguel Bernal Jiménez

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La OSIDEM es actualmente la institución musical más importante del estado de Michoacán, con una trayectoria de más de cincuenta años, es una de las invitadas habituales en el FMM

La OSIDEM es actualmente la institución musical más importante del estado de Michoacán, con una trayectoria de más de cincuenta años, es una de las invitadas habituales en el FMM

Como parte de las actividades del segundo fin de semana del Festival de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez (FMM), se presentó la Orquesta Sinfónica de Michoacán (OSIDEM), acompañada y dirigida en esta ocasión, por el estadounidense William Harvey

Morelia, Michoacán, 17 de noviembre de 2018.- Como parte de las actividades del segundo fin de semana del Festival de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez (FMM), se presentó la Orquesta Sinfónica de Michoacán (OSIDEM), acompañada y dirigida en esta ocasión, por el estadounidense William Harvey. La cita tuvo lugar la noche del viernes en el Teatro Ocampo con entrada gratuita para deleite del público de la capital michoacana.

William Harvey es un reconocido violinista y director de orquesta estadounidense que ha llevado su música prácticamente a todo el mundo y ha dirigido orquestas juveniles en países tan distantes como Argentina, Catar, Túnez, Filipinas y los Estados Unidos. Ha sido recientemente nombrado concertino de la Orquesta Sinfónica Nacional.

La OSIDEM es actualmente la institución musical más importante del estado de Michoacán, con una trayectoria de más de cincuenta años, es una de las invitadas habituales en el FMM. Actualmente su director titular es Christian Samuel Gómez Velázquez, quien tiene una amplia experiencia a cargo de ensambles y orquestas en diferentes partes del país.

El programa estuvo compuesto por el extraordinario Concierto para violín en La menor BWV 1041 del compositor y violinista alemán Johann Sebastian Bach (1685-1750). Así como el Rondo en La menor, D 438 del compositor austríaco Franz Peter Schubert (1797-1828).

La obra más esperada de la velada fue la presentación de la pieza Noche mexicana del compositor moreliano Miguel Bernal Jiménez (1910-1956), la cual había permanecido relegada entre las partituras que se conservan del autor. Para cerrar el concierto se interpretó la Sinfonía no. 40 en Sol menor, K550, del inigualable compositor vienés Wolfgang Amadeus Mozart  (1756-1791), sin lugar a dudas, una de sus obras más conocidas.