DenunciasEstado

Alfredo Ramírez cumple 100 días entre violencia y funcionarios reciclados

Así se expresó la Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario, que recalcó que el Gobierno de Michoacán no tiene proyecto y cuenta con un programa de salud mental sesgado

Morelia, Michoacán, 10 de enero de 2022.- El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, llegó a 100 días desde que asumió el cargo, con un programa de salud mental sesgado, psiquiatrizado y unilateral, incumpliendo con su obligación de generar condiciones de salud mental para toda la población. 

Así lo expresó, mediante un comunicado de prensa, la Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario.

Un ejemplo del problema es que no existen consultas a los expertos sobre el tema, y en cambio se realizan declaraciones falsas del personal de gobierno del estado sobre el tema de salud, donde presume con cifras que se aumenta la atención, pero la violenta realidad en las familias y comunidades les desmiente. Michoacán está por arriba de la media nacional en número de suicidios; la entidad cuenta con un psicólogo por cada 600 mil habitantes y no hay psicólogos en el primer nivel de atención.

A pesar de las solicitudes oficiales realizadas al mismo gobernador, donde se le pide basificar a los psicólogos ha hecho caso omiso, y sigue sin atender a las y los psicólogos eventuales de la Secretaría de Salud que se encuentran precarizados, violando el derecho a la salud mental de niñas, niños y adolescentes.

En otro ejemplo de la falta de políticas públicas de salud mental, según sus funcionarios se pretende aplicar recurso en salud mental para el presente año, pero no existen planes ni programas discutidos en las comunidades ni con las organizaciones sociales, y no existe una partida presupuestal destinada para tal fin, por lo que la arbitrariedad y la simulación siguen siendo los líderes en el manejo de los recursos públicos, y otra vez quedará como una promesa más del político de Uruapan, que en 2018 siendo diputado salió a presumir que con AMLO habría federalización de la nomina de salud, sin que hasta la fecha haya ocurrido ningún avance en el sector.

Al contrario, los efectos de usar a la Secretaría de Salud como una agencia de colocación para sus cuotas y cuates, generará que a lo largo de los próximos años se descapitalice lo poco bueno que tiene el sector salud, se pierda la oportunidad de aplicar acciones internacionales en la materia y sigan floreciendo situaciones de violencia social, de violencia de género, adicciones y suicidios, donde mucha de la culpa es del gobierno, siendo muchos sus pretextos y los mismos funcionarios de antes quienes tienen en vilo el destino de las políticas en la materia.

Observamos con preocupación los primeros cien días de gobierno, y si pudiéramos calificarlo, quedaría reprobado el actual gobierno por sus improvisaciones, falta de programa de trabajo y cerrazón para discutir los problemas de salud mental, sus soluciones comunitarias y la mejora de las condiciones de atención de la población.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: