Ante falta de propuestas de políticos, todos a aportar: Carlos Garfias

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Garfias Merlos hizo un pronunciamiento en torno al Día Mundial contra el Cáncer; también señaló que los temas de salud tienen que ser prioritarios para las autoridades

Garfias Merlos hizo un pronunciamiento en torno al Día Mundial contra el Cáncer; también señaló que los temas de salud tienen que ser prioritarios para las autoridades

“Está habiendo un descontento en el ámbito social por todo lo que se está haciendo impropio dentro de las campañas, hay que buscar aportar lo que nosotros podamos para que sea una campaña propositiva y realmente pueda significar una esperanza para nuestro país”, señaló el arzobispo de Morelia

Morelia, Michoacán, 04 de febrero de 2018.- En torno al Día Mundial Contra el Cáncer, hoy, 4 de febrero, Monseñor Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de Morelia, en rueda de prensa, hizo un llamado a “poner énfasis en la necesidad de emprender acciones y poner en marcha acciones urgentes para aumentar la concienciación” en la lucha contra el cáncer, así como privilegiar líneas de acción para la prevención de ésta enfermedad, tanto en programas de salud, políticas de gobierno y la prevención de las propias personas, “para que tengamos estilos de vida saludable, que tengamos una cultura de detección precoz, que tratemos de tener una buena calidad de vida”.

En el Comunicado de Prensa, que compartió con los periodistas, abordó los temas de “Día Mundial de la lucha contra el cáncer” y; “Desarrollo, igualdad y respeto a la dignidad humana, condiciones para la paz”, Monseñor Garfias indicó que “actualmente, 8,2 millones de personas en el mundo mueren de cáncer, cifra que incluye 4 millones de muertes prematuras (personas en edades comprendidas entre los 30 y los 69 años)”.

Así mismo, dijo que el objetivo de la Jornada por la lucha contra el cáncer en este año, bajo el lema “Nosotros podemos, yo puedo”, “es reducir el número de muertes evitables cada año. Por ello se pretende aumentar la conciencia sobre el cáncer entre la población en general y hacer que los gobiernos adopten medidas contra esta enfermedad”.

El Señor Arzobispo fue cuestionado por los periodistas, sobre su opinión acerca de los problemas que ha tenido la Secretaría de Salud de Michoacán, en la que los trabajadores del Centro Estatal de Oncología y otros hospitales públicos mantuvieron paralizado, en días pasados, el servicio de salud de manera parcial, en demanda de la solución a los supuestos pagos pendientes por parte del Gobierno del Estado, así como el reclamo de la sociedad ante la escases de medicamentos.

Monseñor Garfias Merlos, dijo, que tanto el Centro Estatal de Oncología como todos los centros de salud y hospitales “tienen que ser una prioridad”, para poder proveer de salud y lo necesario en cuanto a la atención médica, tratamientos y la dotación de medicamento a los ciudadanos.

Por ello, hizo un llamado a las autoridades y quienes están a cargo de estos centros de salud, para que “puedan proveer lo necesario de manera adecuada” a los enfermos que requieren de los servicios públicos de salud y que sean “conscientes de esta necesidad” que tienen los ciudadanos.

Como Iglesia, dijo estamos “en la disposición de ayudar a las personas enfermas de cáncer y de cualquier otra enfermedad, para que los pacientes y familiares, puedan recibir un acompañamiento espiritual. Los sacerdotes están en la mejor disposición de ayudar a todos los enfermos”, para llevarles la palabra de Dios, el sacramento de la Confesión, la Comunión o la Extremaunción, en los casos necesarios.

El Señor Arzobispo expresó la importancia que representa para la Iglesia la atención a los enfermos, siendo ésta de los principales ejes de acción de la Pastoral de la Salud, “siempre se ha tenido la disposición de acompañar y ayudar, haciendo visitas a los hospitales. Para la Iglesia, la atención y acompañamiento a los enfermos, familiares y personas más cercanas, es una prioridad, la Iglesia sirve de muchas maneras a los enfermos y cuida de ellos con renovado vigor, en fidelidad al mandato del Señor (cf. Lc 9,2-6; Mt 10,1-8; Mc 6,7-13). La pastoral de la salud sigue siendo, y siempre será, una misión necesaria y esencial que hay que vivir con renovado ímpetu tanto en las comunidades parroquiales como en los centros de atención más excelentes”, expresó el Señor Arzobispo.

Monseñor Garfias, fue cuestionado sobre la postura de la Iglesia ante los problemas en las políticas y programas públicos de salud, ante ello, hizo un llamado como Iglesia, “a que todos nos hagamos responsables de atender a los enfermos, todos tenemos responsabilidad, como sociedad también nosotros somos responsables de propiciar la mejora de las políticas, haciendo del conocimiento de las autoridades los problemas y necesidades que nos aquejan”.

Monseñor Carlos señaló que todos tenemos el derecho de exigir que se tengan las medidas adecuadas para atender a los enfermos, “la atención a la salud es una necesidad inmediata”, pero también tenemos la obligación de participar, ayudar y hacer propuestas para mejorar los servicios de salud pública.

Indicó que “tanto médicos y enfermeros, sacerdotes, consagrados y voluntarios, familiares y todos aquellos que se comprometen en el cuidado de los enfermos, en especial con los que padecen cáncer, participan en esta misión eclesial. Se trata de una responsabilidad compartida que enriquece el valor del servicio diario de cada uno”.

Invitó a los periodistas y a la sociedad civil a involucrarse en promover mecanismos, planteamientos y propuestas de salud, señaló que la adecuada atención a los enfermos y mejora de los servicios de salud “es corresponsabilidad de todos, a través del diálogo y propuestas, para que haya igual para todos, la Doctrina Social de la Iglesia, plantea que se busque ofrecer a todos la dignidad humana, para que se pueda asegurar el respeto, la promoción y el impulso de ésta, mediante un modelo adecuado”, donde las personas tengan acceso a la salud, a la educación, al deporte, a la cultura, a la alimentación, “es lo que hay que promover todos, desde nuestra realidad buscar hacer conciencia para que la dignidad humana sea el centro de todo lo que se tenga que realizar. Tanto la Iglesia, el Gobierno y la Sociedad Civil, debemos ser corresponsables para juntos buscar el modelo ideal, basado en la Dignidad de las personas, -ya que- un modelo de desarrollo que no respeta y valora la dignidad de todas las personas por igual, es generador de desigualdad y de violencia. Es fundamental la igualdad y el respeto a la dignidad de la persona humana, pero todos somos corresponsables para hacer posible esta igualdad, corresponsabilidad y respeto a la dignidad humana, en la construcción de la paz” acotó Monseñor Garfias.

El Señor Arzobispo habló del señalamiento que los obispos mexicanos hacen en la exhortación pastoral que en “Cristo nuestra Paz, México tenga vida digna”, donde hacen énfasis en promover la paz, “ya que en medio de la situación de inseguridad y violencia que venimos considerando y al contemplar el panorama de millones de mexicanos que se han empobrecido, la paz tiene que ser obra colectiva, de todos y de todo tiempo. Nadie puede excusarse de no actuar al respecto”.

Expresó que “comprometerse por la paz es favorecer la dignificación de todos los mexicanos, sobre todo de las víctimas de la violencia pero también de quienes viven en la pobreza extrema, que es otra forma de violencia. Todos estamos convocados a participar y ser corresponsables”.

El Señor Arzobispo fue cuestionado ante el pronunciamiento que hizo la Arquidiócesis de Guadalajara sobre el tema electoral, en el cual “pone a la cabeza de las encuestas a AMLO”, Monseñor respondió “el ejercicio que hizo la Arquidiócesis de Guadalajara, es un buen ejercicio, ojalá vayamos haciendo este tipo de ejercicios, no para asegurar que Obrador o cualquier otro de los candidatos –va a la cabeza-, en este momento debemos hacer planteamientos de cuáles son las necesidades que tenemos en México y ver cuáles son las propuestas que hacen los que aspiran a ser presidentes de la República, se tiene que hacer no sólo desde la Iglesia, sino también desde la sociedad civil; y en este proceso electoral que está arrancándose, tenemos que asumir la parte que nos toca como sociedad civil y las instituciones, incluida la Iglesia. Como Iglesia iremos haciendo nuestras propuestas y planteamientos en el momento preciso buscando respetar los tiempos” expresó.

Cuestionado sobre el descontento social por la falta de propuestas en beneficio de la sociedad, Monseñor respondió “todos ustedes –los periodistas- están expresando su descontento, y es parte de lo que se está percibiendo en la misma sociedad, está habiendo un descontento en el ámbito social por todo lo que se está haciendo impropio dentro de las campañas, hay que buscar aportar lo que nosotros podamos para que sea una campaña propositiva y realmente pueda significar una esperanza para nuestro país”, concluyó Monseñor Carlos Garfias.