Arquidiócesis de Morelia, abierta al diálogo con AMLO

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
“Con mucha esperanza, los católicos hoy iniciamos el Tiempo del Adviento. Es un tiempo en el que nos preparamos para celebrar la Navidad, la venida del Mesías entre nosotros”: Aguilar Ledesma

“Con mucha esperanza, los católicos hoy iniciamos el Tiempo del Adviento. Es un tiempo en el que nos preparamos para celebrar la Navidad, la venida del Mesías entre nosotros”: Aguilar Ledesma

Lo anterior, en el pleno respeto de nuestras competencias, en el ejercicio del derecho a la libertad religiosa, manifestó el obispo auxiliar de Morelia, Víctor A. Aguilar Ledesma

Morelia, Michoacán, 02 de diciembre de 2018.- La Arquidiócesis de Morelia saludó al nuevo gobierno federal y manifestó su colaboración corresponsable para servir a las comunidades, pero además se expresó abierta al diálogo con el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Así lo señaló en rueda de prensa el obispo auxiliar de Morelia, Víctor A. Aguilar Ledesma, quien destacó que lo anterior “en el pleno respeto de nuestras competencias, en el ejercicio del derecho a la libertad religiosa”.

“Los obispos de esta Arquidiócesis, reconocemos y manifestamos nuestra disposición para dialogar y colaborar en lo que corresponda, manifestamos nuestro ánimo por construir caminos de reconciliación, desarrollo y promoción humana, para todos los habitantes de estas tierras privilegiadas del centro-occidente del País, expresó el religioso.

De acuerdo con Víctor A. Aguilar, “sabemos que es urgente promover la paz social, el cuidado del medio ambiente, así como un crecimiento económico gradual y para todos. Lo anterior, en el pleno respeto de nuestras competencias, en el ejercicio del derecho a la libertad religiosa”.

“La transformación de nuestros pueblos requiere participación ciudadana, corresponsabilidad y generosidad constante, tanto de autoridades como de ciudadanos; es decir gobernar para la gente, y con la gente”, abundó.

“Un desarrollo humano integral, supone que el gobernado sea sujeto partícipe del mismo, lo que implica autoridades que sepan escuchar, reconocer e impulsar subsidiariamente a cada una de las comunidades que gobierna”, expresó el obispo auxiliar.

“En particular, hacemos un llamado para impulsar a las regiones con mayores índices de violencia y pobreza. Confiamos en que, tanto creyentes como no creyentes, podemos caminar bajo la guía de los derechos humanos fundamentales, así como en la búsqueda del desarrollo humano integral”, comentó.

En otro tema, Aguilar Ledesma expresó: “Con mucha esperanza, los católicos hoy iniciamos el Tiempo del Adviento. Es un tiempo en el que nos preparamos para celebrar la Navidad, la venida del Mesías entre nosotros. Ya desde el Antiguo Testamento, los profetas anunciaban la llegada del Mesías. Un Mesías que eliminaría la situación de postración y humillación en que se encontraba el pueblo de Israel”.

“Jesucristo, el Emmanuel, el Dios con nosotros hace posible que este anuncio se cumpla. Jesucristo es el Mesías que nos ofrece un nuevo tiempo, una nueva realidad, una nueva vida”, añadió.

Víctor A. Aguilar expresó que durante todo el Adviento se nos abre la gran oportunidad de orar y alentar la esperanza en las personas y comunidades afectadas por diferentes problemas y circunstancias. Es fundamental implementar en las personas el encuentro con Jesucristo. En Él, los cristianos fundamos nuestra esperanza. Porque creemos en un Dios que vive y camina con nosotros. Creemos en un Dios que no nos abandona, que camina con nosotros y ha vencido el pecado y la muerte.

“Cuando una persona se encuentra con Jesucristo, con su amor y misericordia, se abre nuevamente al horizonte de la esperanza. Ahora bien, este encuentro con Jesucristo no se da en cosas espectaculares, grandes o misteriosas. Nos encontramos con el misterio de Dios ahí en lo ordinario, en lo sencillo y pequeño”, comentó.

“Invito a todos, a asumir como prioridad en este tiempo del Adviento la animación de la esperanza. Fortalezcamos capacidades en este sentido. Dejemos despertar la creatividad. Hagamos el esfuerzo por estar cerca de la gente, escucharlos, acogerlos y alentar en ellos la esperanza”, concluyó el religioso.