Condena Carlos Garfias explotación sexual y tráfico de mujeres e infantes

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En otro tema, Garfias Merlos anunció la próxima ordenación de 13 nuevos sacerdotes para servicio de la Iglesia de Morelia

En otro tema, Garfias Merlos anunció la próxima ordenación de 13 nuevos sacerdotes para servicio de la Iglesia de Morelia

La explotación sexual y el tráfico de personas constituyen un ultraje vergonzoso a la dignidad humana y una grave violación de los derechos humanos fundamentales, señala el arzobispo de Morelia

Morelia, Michoacán, 23 de septiembre de 2018.- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, condenó la explotación sexual y el tráfico de mujeres e infantes.

En rueda de prensa, el líder religioso recordó que este 23 de septiembre se conmemoró el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, fecha que “nos invita a eliminar esta práctica ya que es una tarea que convoca la participación de gobiernos, sociedad civil, instituciones de todo tipo, incluyendo las iglesias”.

Carlos Garfias señaló que los grupos delincuenciales captan a sus víctimas a través de anuncios falsos, donde establecen prometedoras relaciones sociales o donde prometen mejores condiciones de vida pero acaban por vender a las víctimas para hacer trabajos forzados.

“Las víctimas de estos delitos sufren condiciones degradantes como privación de su libertad, violencia, abuso sexual, embarazos no deseados, abortos inseguros y tratos crueles e inhumanos. La explotación sexual y el tráfico de personas constituyen un ultraje vergonzoso a la dignidad humana y una grave violación de los derechos humanos fundamentales”.

En otro tema, Garfias Merlos anunció la próxima ordenación de 13 nuevos sacerdotes para servicio de la Iglesia de Morelia.

“Con mucha alegría y esperanza, el próximo jueves 27 de septiembre en la Catedral de Morelia, a las 11:00 horas, tendré la dicha de ordenar trece nuevos presbíteros para nuestra Iglesia particular. Este hecho significa una extraordinaria bendición para nuestra Arquidiócesis que se manifiesta en añadir más manos, mentes y corazones a nuestro Proceso de Renovación y Revitalización Pastoral, estos nuevos sacerdotes serán ordenados para continuar nuestro proceso de evangelización y construcción de paz.”