DestacadasEstado

Conmemora Arquidiócesis de Morelia la Jornada Mundial del Enfermo

En rueda de prensa, el prelado indicó que el lema para el 2019 es: «Gratis lo han recibido; dénlo gratis» stoles a difundir el Evangelio, para que su Reino sea de gestos de amor gratuito
En rueda de prensa, el prelado indicó que el lema para el 2019 es: «Gratis lo han recibido; dénlo gratis» stoles a difundir el Evangelio, para que su Reino sea de gestos de amor gratuito

Cada 11 de Febrero la Iglesia celebra la Jornada Mundial del Enfermo en la memoria litúrgica de la Santísima Virgen María de Lourdes, y en este año se celebra en forma solemne en Calcuta, India, informó el obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias

Morelia, Michoacán, 10 de febrero de 2019.- Cada 11 de Febrero la Iglesia celebra la Jornada Mundial del Enfermo en la memoria litúrgica de la Santísima Virgen María de Lourdes, y en este año se celebra en forma solemne en Calcuta, India, informó el obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias.

En rueda de prensa, el prelado indicó que el lema para el 2019 es: «Gratis lo han recibido; dénlo gratis» stoles a difundir el Evangelio, para que su Reino sea de gestos de amor gratuito.

Herculano Medina explicó que lla celebración anual de la Jornada tiene por objetivo sensibilizar al pueblo de Dios y, por consiguiente, a las varias instituciones sanitarias católicas y a la misma sociedad civil, ante la necesidad de asegurar la mejor asistencia posible a los enfermos; ayudar al enfermo a valorar, en el plano humano y sobre todo en el sobrenatural, el sufrimiento; hacer que se comprometan en la pastoral sanitaria de manera especial las diócesis, las comunidades cristianas y las familias religiosas; favorecer el compromiso cada vez más valioso del voluntariado.

A nombre de la Arquidiócesis de Morelia recordó la importancia de la formación espiritual y moral de los agentes sanitarios; hacer que los sacerdotes diocesanos y religiosos, así como cuantos viven y se encuentran junto a los que sufren, comprendan mejor la importancia de la asistencia religiosa a los enfermos.

“Encomendamos esta Jornada a María, Salud de los Enfermos, que ella nos ayude a vivir como hermanos y hermanas atentos a las necesidades de los demás, a saber dar con un corazón generoso, a aprender la alegría del servicio desinteresado en bien de los enfermos”, expresó.

Medina Garfias expresó que la Arquidiócesis de Morelia a través de la Pastoral de la Salud organiza varias actividades para llevar a los enfermos esperanza y compañía en su momento de dolor.

En otro tema, en torno al próximo 14 de Febrero, Día del Amor y la Amistad, “desde la Iglesia queremos expresar el don de la amistad de Jesús: nuestro destino es ser amigos suyos y Él permanece fiel a este don también cuando nosotros por nuestra debilidad nos alejamos de Él”, manifestó el obispo auxiliar de Morelia.

“Nosotros los cristianos hemos recibido este don como destino: la amistad del Señor. Esta es nuestra vocación: vivir amigos del Señor. Todos hemos recibido este don: la apertura, el acceso al corazón de Jesús, a la amistad de Jesús. Hemos recibido por gracia el don de su amistad. Nuestro destino es ser amigos suyos. Su amor y su amistad es un don que el Señor conserva siempre y Él es fiel a este don” explicó.

Al contrario, “muchas veces nosotros no lo somos y nos alejamos, con nuestros pecados, con nuestros caprichos y muchas otras cosas”.

“Sin embargo, Él es fiel a la amistad porque nos ha llamado a vivirla. Nos ha elegido por esto, para ser sus amigos: ‘Ya no os llamaré siervos —dice en el Evangelio (Juan 15, 9-17)— los llamaré amigos’. Y esta palabra la conserva hasta el final….la última palabra que Jesús dirige a Judas, el Apóstol, precisamente en el momento de la traición, es la palabra “amigo”, su respuesta es sorprendente: “Judas, amigo”. Cuando precisamente Judas iba a entregarlo, Él le dice “amigo”, le recuerda esto.

“Porque Él es fiel. El Señor no dice: “Vete porque tú te has alejado de mí. Vete”. ¡No! Él hasta el final es fiel a este don que nos ha dado a todos: el don de su amor y su amistad. Cuando nosotros por nuestra debilidad nos alejamos de Él, Él espera, Él continúa diciendo: “Amigo, te espero. ¿Amigo qué quieres? Amigo, ¿por qué me traicionas con un beso?”. Porque, Jesús «es el fiel en la amistad». Y nosotros debemos pedirle esta gracia de permanecer en su amor, permanecer en su amistad, esa amistad que nosotros hemos recibido como don”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba