Día de la Familia, día para comprometernos con la educación y la paz

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
“Aprovechemos el Día Internacional de la Mujer para favorecer la valoración y significación de todas las mujeres por su papel fundamental en la sociedad y su igualdad con el hombre y en su desarrollo íntegro como persona”, señaló Monseñor

“Aprovechemos el Día Internacional de la Mujer para favorecer la valoración y significación de todas las mujeres por su papel fundamental en la sociedad y su igualdad con el hombre y en su desarrollo íntegro como persona”, señaló Monseñor

“En la familia se inicia el aprendizaje y la vivencia de los valores como el respeto, la solidaridad, la honestidad, la comprensión, el amor, la fe”, fue el mensaje de este día del arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos

Morelia, Michoacán, 04 de marzo de 2018.- “En la familia se inicia el aprendizaje y la vivencia de los valores como el respeto, la solidaridad, la honestidad, la comprensión, el amor, la fe”, fue el mensaje del Señor Arzobispo, Monseñor Carlos Garfias Merlos, al conmemorar el Día de la Familia, el día de hoy, 04 de marzo de 2018, el cual inició compartiendo la Celebración Eucarística con todos los feligreses, celebrada en la Catedral de Morelia.

Posteriormente compartió un momento con los distintos medios de comunicación, en rueda de prensa, donde ofreció un mensaje con motivo de la importancia de la Familia, “como una oportunidad para comprometernos en la educación y la paz”, de igual manera emitió un comunicado por la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Monseñor Carlos Garfias, dijo que la familia es una institución social que hace los mayores esfuerzos por lograr la integración, por salvaguardar el don de la vida y por ofrecer una forma solidaria de convivencia.

“Aprovechemos el Día Internacional de la Mujer para favorecer la valoración y significación de todas las mujeres por su papel fundamental en la sociedad y su igualdad con el hombre y en su desarrollo íntegro como persona”, señaló Monseñor.

Así mismo, considera que es de suma importancia, poder dar seguimiento a los casos que se dan en los Centros de Escucha de la Arquidiócesis, donde se ha podido atender a personas víctimas de la violencia; en donde se encuentran personas que dan testimonio del beneficio que han obtenido para su vida.

También han logrado encontrar la confianza personal y recuperar el sentido de autovalor; para poder vincularse nuevamente con la sociedad.

Es un fruto que se ve en todas las personas que se acercan a estos centros para pedir ayuda. También, dijo que el trabajo para lograr erradicar la violencia contra la mujer, es una labor que no solamente compromete a la iglesia o a la familia, sino que es un trabajo que se logra en conjunto, tomando en cuenta a la familia, la escuela, las instituciones y, por supuesto, a la iglesia.

De igual manera, comentó que se debe dar un mayor reconocimiento a las personas de la vida consagrada, “la iglesia, está haciendo un mayor esfuerzo y un empeño, ya que hay personas que colaboran directamente con toda la organización que se tiene dentro de la iglesia”.

Así también, comentó que el tema de la inseguridad en el estado, se ve como un desafío para las autoridades y para la sociedad; el objetivo es poder lograr herramientas que puedan erradicar estas acciones violentas, y encontrar caminos acertados para dar una solución; ya que la violencia siempre genera miedo e incertidumbre.

Por último, concluyó que todo implica generar en conjunto, a través del diálogo y análisis, alternativas al tema de la violencia, y plantear estrategias donde todos los sectores puedan colaborar para erradicar estas acciones.