Exhorto del PRI no frenará operativos para proteger bosques de Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Este día, acatando la Ley Forestal del Estado de Michoacán, las dependencias que integran la Mesa de Seguridad Ambiental realizaron un nuevo operativo en un predio del municipio de Villa Madero, donde se desinstalaron 2 mil 250 plantas de aguacate en 11 hectáreas

Este día, acatando la Ley Forestal del Estado de Michoacán, las dependencias que integran la Mesa de Seguridad Ambiental realizaron un nuevo operativo en un predio del municipio de Villa Madero, donde se desinstalaron 2 mil 250 plantas de aguacate en 11 hectáreas

Pese al exhorto que promovieron algunos senadores y el diputado federal Antonio Ixtlahuac, para que se suspendan los operativos contra el cambio ilegal de uso de suelo en Michoacán, estos no se detendrán; la Mesa de Seguridad Ambiental manifestó su firmeza para atender todas las denuncias ciudadanas que se están recibiendo

Morelia, Michoacán, 04 de mayo de 2017.- Pese al exhorto que promovieron algunos Senadores y el diputado federal Antonio Ixtlahuac Orihuela, para que se suspendan los operativos contra el cambio ilegal de uso de suelo en Michoacán, estos no se detendrán, las instituciones que integran la Mesa de Seguridad Ambiental manifestaron su firmeza para atender todas las denuncias ciudadanas que se están recibiendo, y en las que se enumeran diversos tipo de delitos ambientales.

Fue por ello que este día, acatando la Ley Forestal del Estado de Michoacán, las dependencias que integran la Mesa de Seguridad Ambiental realizaron un nuevo operativo en un predio del municipio de Villa Madero, donde se desinstalaron dos mil 250 plantas de aguacate en 11 hectáreas, en una superficie que hace apenas un par de años era un nutrido bosque, pero donde recientemente se talaron sus árboles para instalar aguacate.

En el sitio aún hay rastros de incendios que se realizaron para incinerar todo el material biológico que conforma los bosques, lo que hace un par de años era el orgullo de las comunidades aledañas y que les dotaba de agua y servicios ambientales, hoy es un lomerío donde sólo permanecen en pie no más de cinco árboles de pino, el resto fue talado, vendido como madera ilegal o incinerado.

Para producir el aguacate, el agua de los arroyos de terrenos abajo, era bombeada hasta un par de descomunales hoyas de agua que están en la cumbre del cerro, con una capacidad de almacenamiento superior a los 20 millones de litros.

Este tipo de instalaciones ha mermado la dotación de agua para las comunidades que viven terrenos más abajo y que la utilizan tanto para uso doméstico como para la manutención del ganado, pero el agua es desviada o bombeada desde los arroyos y ojos de agua, según refieren las denuncias interpuestas por ciudadanos.

En este sitio aún se conserva una parte de bosque, donde se refugian algunas de las especies animales que están siendo desplazadas de los sitios donde se están talando los bosques, sin embargo, las poblaciones de fauna silvestre también se están reduciendo o desapareciendo porque cada día se está destruyendo su hábitat, se utilizan pesticidas que matan a insectos polinizadores, y con ello está desapareciendo un importante eslabón en la cadena alimenticia.

Para el trasiego de plantaciones de aguacate y todos los aditamentos que necesitan, se están abriendo caminos de forma indiscriminada en sitios que antes eran bosques vírgenes, hoy en día los bosques son devastados con ese propósito, hay parcelas que son devastadas para instalar sistemas agrícolas adversos, o para construir hoyas de agua, todo ello está generando una severa alteración de los ecosistemas y contribuye a los padecimientos del calentamiento global.

Los indicadores de alteración climática comienzan a notarse de manera inmediata en los sitios que están siendo arrasados para hacer un ilegal cambio de uso de suelo, por ello las instituciones que integran la Mesa de Seguridad Ambiental, determinaron que se mantendrán firmes en los operativos y darán seguimiento puntual a cada una de los procedimientos judiciales que se están integrando para obligar a los infractores a que restauren los bosques destruidos.