Fortalecer trabajo interinstitucional, para abatir la pobreza: Sedesoh

“Tenemos un objetivo claro, que es mantener los programas que han tenido un impacto positivo y reforzar otras vertientes que nos permitan que más michoacanas y michoacanos salgan de la condición de pobreza”, dijo

“Tenemos un objetivo claro, que es mantener los programas que han tenido un impacto positivo y reforzar otras vertientes que nos permitan que más michoacanas y michoacanos salgan de la condición de pobreza”, dijo

El secretario de Desarrollo Social y Humano, Antonio Soto, señala que se han disminuido los índices de pobreza en Michoacán, pero es necesario reforzar acciones

Morelia, Michoacán, 02 de enero de 2018.- En esta nueva etapa de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), fortaleceremos el trabajo interinstitucional y con los diversos sectores para potencializar resultados y generar mayores herramientas que permitan seguir disminuyendo los índices de pobreza en Michoacán, afirmó su titular, Antonio Soto Sánchez.

El funcionario sostuvo que en la presente administración estatal, se han logrado poner en marcha políticas públicas en materia de desarrollo social que permitieron mejorar indicadores y favorecer a las personas de la tercera edad, mujeres y jóvenes, principalmente.

“Tenemos un objetivo claro, que es mantener los programas que han tenido un impacto positivo y reforzar otras vertientes que nos permitan que más michoacanas y michoacanos salgan de la condición de pobreza”, dijo.

Al respecto comentó que la Sedesoh como cabeza de sector, sostendrá una coordinación cercana con las dependencias que conforman el Gabinete Social y con la sociedad civil organizada que también realiza una importante labor en distintas áreas, trabajando en favor de grupos vulnerables.

Detalló que si bien de acuerdo a datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Michoacán fue uno de los estados que a nivel nacional redujo los niveles de pobreza extrema en un mayor porcentaje entre el 2014 y el 2016, al pasar de 14 por ciento al 9.4 por ciento, es necesario que el trabajo interinstitucional se refuerce para abatir las carencias sociales en sus diferentes dimensiones y mejorar el acceso de las familias a los servicios básicos.