Impulsa Sedeco reactivación del sector minero en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Los problemas de seguridad en las minas de Aquila, fueron atendidos por las autoridades.

Se busca capacitar a los productores estatales en temas de exploración, explotación, beneficio de minerales y comercialización

La minería es crucial para industria metalmecánica, aseguró el titular de la dependencia estatal, Antonio Soto Sánchez; se busca que productores logren liberar recursos para invertir

Morelia, Michoacán, 01 de marzo de 2016.- La Secretaría de Desarrollo Económico a través de la Dirección de Desarrollo Industrial impulsa de manera decida la reactivación del sector minero en la entidad mediante el apoyo técnico, asistencia y cubertura para que los empresarios michoacanos accedan a los recursos del Fideicomiso del Fondo Minero para retomar la producción en la entidad.

Lo anterior fue dado a conocer por Antonio Soto Sánchez, titular de la Sedeco quien agregó que por medio de estas acciones se busca capacitar a los productores estatales en temas de exploración, explotación, beneficio de minerales y comercialización, lo que permita el repunte de esta rama de la economía.

“Dentro del proyecto integral para el desarrollo económico de Michoacán, la minería es parte fundamental, por lo que impulsamos todos los proyectos mineros viables, para que cumplan con los lineamientos en la materia y fomentar así los recursos del Fondo Minero en las micro, pequeñas y medianas empresas” detalló el responsable de la política económica en la entidad.

El secretario Soto Sánchez advirtió que para lograr la incorporación de la industria metalmecánica en las actividades productivas de la entidad, es crucial la extracción de minerales a fin de llevar a cabo proyectos de transformación para convertir a Michoacán en un estado proveedor del corredor automotriz del Bajío.

Con este tipo de acciones, el Gobierno del Estado refrenda su compromiso de impulsar todas las ramas de la economía ya existentes, pero sobretodo, la implementación de políticas públicas que permitan la explotación de nuevas vocaciones que le den a la entidad un valor agregado a lo que esta tierra produce.