DestacadasEstado

Justifica Jara su decreto para autoasignarse escoltas

En momentos complicados y de crisis, Salvador Jara gobernó con la intención de lograr un Michoacán mejor, afirmó el presidente del Congreso del Estado, Sarbelio Molina
El acuerdo publicado en el Periódico Oficial da transparencia al uso de recursos públicos, y cumple con acuerdos de  la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, según Salvador Jara

Según comunicado de prensa, el saliente gobernador de Michoacán lo único que hizo fue institucionalizar y regular el servicio de protección personal que de todos modos todos los ex gobernadores reciben o han recibido

Morelia, Michoacán, 18 de septiembre del 2015.- Según comunicado de prensa: Mediante acuerdo publicado el viernes 4 de septiembre en el Periódico Oficial, el gobierno que encabeza Salvador Jara Guerrero regula el servicio de protección personal a ex gobernadores, apoyo que  antes era otorgado de forma discrecional, sin certeza jurídica ni lineamientos establecidos  en cuanto a los recursos humanos y materiales que se asignaban con ese propósito.

El Acuerdo  por el que se Proporcionan Servicios de Protección Personal a los Ex Gobernadores del Estado de Michoacán de Ocampo institucionaliza un servicio y transparenta el uso de recursos públicos humanos y materiales, ya que todos los ex mandatarios de Michoacán, desde Carlos Torres Manzo hasta Fausto Vallejo Figueroa, han recibido y algunos gozan aún de este apoyo en seguridad sin la certeza ni claridad administrativa que  aporta la propuesta impulsada por Salvador Jara.

La falta de institucionalidad que caracterizaba a la prestación de este servicio ha generado diversas irregularidades  en la asignación de personal y vehículos, ya que mientras algunos ex gobernadores son protegidos hasta por seis escoltas, otros sólo tienen un elemento a su cargo.

Además, persisten grandes disparidades en los salarios que perciben los elementos comisionados a preservar la seguridad de los ex mandatarios: mientras algunos reciben ingresos superiores a los 15 mil pesos, hay quienes ganan menos de 5 mil pesos.  Al entrar en vigor el Acuerdo el próximo 1 de octubre también cobra vigencia la homologación salarial de los elementos que trabajan como escoltas de los ex gobernadores.

El propósito del Gobierno del Estado es que esta disposición siente las bases para regular  la asignación de activos de la Procuraduría General de Justicia del Estado y de la Secretaría de Seguridad Pública a labores de seguridad personal,  con ese propósito se dejará a las próximas autoridades del Ejecutivo un estudio sobre el número de elementos que, desde anteriores administraciones, fueron comisionados a integrar las escoltas no sólo de funcionarios públicos, sino también de empresarios.

Con esta medida, Michoacán se suma a estados como Quintana Roo, Guerrero, Sonora, Tabasco, Sinaloa, Coahuila, Nuevo León, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Veracruz, estado de México y el Distrito Federal,  entre otras entidades que han suscrito el acuerdo de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia con fecha del 13 de mayo de 1995, que  delinea por primera vez criterios y medidas de protección institucional a ex funcionarios públicos.

Todas las entidades que han emitido acuerdos para dotar de protección a los ex funcionarios, coinciden en esencia con el argumento esgrimido por el Gobierno del Estado para institucionalizar los servicios de seguridad personal a ex gobernadores: “que las actividades del Gobierno del Estado, en especial las acciones de combate a la delincuencia, ya sea común u organizada, constituyen un  alto riesgo para la vida e integridad física de quien ejerce el mando de la fuerza pública”.

A diferencia de otros estados en los que se dispone que se otorgue protección personal a quienes hayan fungido también como secretarios de Gobierno, y de Seguridad Pública, así como al procurador, incluidos subsecretarios y hasta directores,  el acuerdo promovido por Salvador Jara sólo estipula la asignación de recursos humanos y materiales para preservar la seguridad de los ex titulares del Poder Ejecutivo.

No obstante, con base en el citado documento de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, el entonces gobernador Víctor Manuel Tinoco Rubí publicó el 8 de febrero del 2002 un acuerdo en virtud del cual se otorga protección personal y domiciliaría al ex titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado y su familia,  con un mínimo de seis escoltas durante tres años después de haber dejado el cargo.

La disposición promovida por  Salvador Jara Guerrero retoma el planteamiento de Tinoco Rubí en cuanto a que la escolta de los ex gobernadores debe estar conformada por al menos seis elementos que brindarán protección durante un periodo de tres años.

Con el propósito de que la protección personal de ex gobernadores no signifique una carga mayor a los recursos públicos del estado, la administración de Jara Guerrero ha planteado que el dispositivo de seguridad otorgado sea modesto en recursos y en tiempo de servicios, lo que  también distingue a Michoacán de otras entidades donde este apoyo se ha planteado de manera vitalicia.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: