Estado

¿Lo sintió?; sismo de 4.8 grados con epicentro en Michoacán

La madrugada del 3 de agosto tuvo lugar un sismo de 4.8 grados. Su epicentro se presentó a 63 kilómetros de la localidad de La Mira, Michoacán, con una latitud de 18.06, una longitud de 102.93 y una profundidad de 5 kilómetros

Ciudad de México, 03 de agosto de 2020.- La madrugada del 3 de agosto tuvo lugar un sismo de 4.8 grados. Su epicentro se presentó a 63 kilómetros de la localidad de La Mira, en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán, con una latitud de 18.06, una longitud de 102.93 y una profundidad de 5 kilómetros, de acuerdo con los reportes del Servicio Sismológico Nacional (SSN) y el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (Sasmex)

De manera inicial, el movimiento telúrico fue identificado por cuatro unidades sensoras, pero sin que la fuerza del evento fuera suficiente para activar la alerta sísmica.

El Sasmex informó que » la energía del sismo en desarrollo, permitió pronosticar un efecto sísmico menor en la Ciudad” por lo que no fue necesario alertar a los ciudadanos.

Las unidades sensoras del estado que registraron el movimiento telúrico fueron de la 2 a las 5, las cuales se localizan en los municipios de Caleta de Campo, el Herradero, Las Peñas y Murata.

Tras el movimiento, varios ciudadanos comenzaron a comentar su experiencia en redes sociales. Unos aseguraban que había sido poco o nada perceptible, mientra que otros contaron que fueron aplicaciones con alerta para temblores las que los sacaron de la cama durante la madrugada.

Dos días antes tuvo lugar un sismo de 4.1 grados a unos 26 kilómetros al oeste del municipio de Huixtla, Chiapas, y a una profundidad de 106 kilométricos. Huixtla se ubica a unos 330 kilómetros al sur de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado. Por su cercanía con la frontera de Guatemala, es parte de la ruta común de las caravanas de migrantes.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) los sismos se producen cuando los esfuerzos que se localizan en un volumen rocoso sobrepasan la resistencia que tiene provocando una ruptura y liberación de energía acumulada, la cual se termina propagando como ondas sísmicas en diversas direcciones.

Las autoridades mexicanas recomiendan que durante la emergencia sanitaria, cuando las personas tienen una movilidad restringida por permanecer en sus casas, las personas deben tener listo su Plan Familiar y una Mochila de Emergencia.

El último temblor fuerte que sufrió el país tuvo lugar el pasado 23 de junio cuando un siniestro de 7.4 grados, de acuerdo con la agencia de noticias EFE

El número de fallecidos por el terremoto ascendió a diez, según informó la Coordinación Nacional de Protección Civil de México.

Además el SSN destacó que durante la emergencia de COVID-19, los mexicanos deben seguir las recomendaciones convencionales de Protección Civil ante casos de sismo, pero considerando también las recomendaciones sanitarias por la pandemia.

Las diez muertes ocurrieron en el estado sureño de Oaxaca, donde además se registraron 21 personas lesionadas y 38 personas en dos refugios temporales; en la Ciudad de México se informó de dos heridos, según Protección Civil.

El organismo, que depende de la Secretaría de Gobernación, comunicó que después de una revisión exhaustiva de los sistemas, el Servicio Sismológico Nacional ajustó de 7.5 a 7.4 la magnitud del terremoto con epicentro a 2 kilómetros de Crucecita, Oaxaca.

El movimiento telúrico se registró a las 10:29 horas y se sintió en varios estados del país. La alerta sísmica de la ciudad, sonó aproximadamente un minuto antes de la sacudida, por lo que dio tiempo a para desalojar buena parte de los edificios. (CON INFORMACIÓN DE: INFOBAE).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: