Mejoran albergues del Zoológico de Morelia

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Ya se iniciaron los trabajos de adaptación de un tercer albergue que será para un Tigre de Bengala y posteriormente se comenzará con el espacio de los Lobos Canadienses

Ya se iniciaron los trabajos de adaptación de un tercer albergue que será para un Tigre de Bengala y posteriormente se comenzará con el espacio de los Lobos Canadienses

En esta ocasión se reacondicionó el espacio donde habitan una pareja de Jaguares y dos Leopardos gerontes; en cuestión económica no se realizó ningún gasto, ya que se utilizaron excedentes naturales y materiales con que cuenta el Parque

Morelia, Michoacán, 29 de junio de 2014.- El bienestar animal es uno de los temas prioritarios en el Zoológico de Morelia, es por ello que el trabajo en mejoras de albergues sigue en marcha con ambientaciones más naturales, con la finalidad de que las especies tengan mejores condiciones de vida.

En la parte sur del Parque se realizaron modificaciones en un par de albergues; en esta ocasión una pareja de Jaguares de un año dos meses aproximadamente y dos Leopardos gerontes fueron los beneficiados.

Estos espacios, así como muchos otros, tienen una antigüedad de más de 30 años, por lo que el suelo de sustrato de cemento fue retirado y sustituido por tierra, además se agregaron plantas y troncos dando un toque más natural.

El Jefe del Área Operativa de Mamíferos, José Luis Sánchez Castañeda, indicó que las modificaciones para ambientar los albergues, se realizaron utilizando recursos existentes en el Zoológico y aprovechando los excedentes en materiales, en base a las necesidades de la especie y buscando siempre el bienestar animal.

El albergue de los Jaguares cuenta con una pequeña alberca donde se pretende no sólo que sea parte de la ambientación, sino que en haya un pez, el cual servirá como distractor, pues a diferencia de otros felinos, los jaguares son excelentes nadadores y también están adaptados para la caza de presas acuáticas y subacuáticas, ya que son muy sensibles a las vibraciones de los peces, que les llegan nítidamente a través de sus patas y bigotes.

Estas modificaciones fueron posibles gracias al ingenio y trabajo en equipo, en las cuales participaron los médicos veterinarios, José Luis Sánchez, Josué Rangel, además de los especialistas del área de felinos bajo el mando de Humberto González.

Ya se iniciaron los trabajos de adaptación de un tercer albergue que será para un Tigre de Bengala y posteriormente se comenzará con el espacio de los Lobos Canadienses.