Michoacán entre los principales productores porcinos del país

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El precio medio rural por kilogramo de carne en el estado es de 26.8 pesos para ganado de pie y de 42.64 pesos en carne en canal

El precio medio rural por kilogramo de carne en el estado es de 26.8 pesos para ganado de pie y de 42.64 pesos en carne en canal

La entidad ocupa el séptimo lugar con una participación del 3.5% con un total de 44.3 mil toneladas en producción de carne porcina, resalta la SAGARPA

Morelia, Michoacán, 28 de junio de 2018.- La porcicultura como actividad de crianza, alimentación y comercialización ha ido aumentando en los últimos años en el territorio, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) Delegación Michoacán, informó que el estado ocupa el séptimo lugar en el país con una participación del tres punto cinco por ciento con un total de 44 mil 300 toneladas en producción de carne porcina.

Añadió que Michoacán cuenta actualmente con más de 868 mil cabezas de porcino, lo que representa el cinco punto dos por ciento del inventario nacional, mientras que el municipio de La Piedad es el mayor productor de esta especie con más de 138 mil cabezas sacrificadas por año. El precio medio rural por kilogramo de carne en el estado es de 26 pesos para ganado de pie y de 42 pesos en carne en canal. Asimismo, se sacrifican más de 581 mil cabezas de cerdo al año, un 70 por ciento se destina al consumo interno, y el otro 30 por ciento al consumo nacional. Por otro lado, dentro de esta actividad se generan alrededor de cuatro mil empleos permanentes.

Asimismo informó la producción mundial de carne de cerdo de 2007 a 2017 creció el uno punto seis por ciento, para 2017 el rendimiento mundial alcanzó 111 millones de toneladas y mantuvo una taza de crecimiento anual de dos punto seis por ciento. Para lo que en el 2017 China contribuyó con el 53 por ciento la productividad mundial, seguido por la Unión Europea, Estados Unidos y Brasil con el 23 por ciento, once punto siete por ciento y tres punto ocho por ciento respectivamente. México ocupó el noveno lugar con el uno punto cuatro por ciento de la misma.

Cabe mencionar que este producto también aporta en las exportaciones mundiales en volumen 88 por ciento de 2003 a 2013, por lo cual equivale a una Tasa Media de Crecimiento Anual (TMCA) del 8.8 por ciento; en 2013 la Unión Europea ocupó el primer lugar en las exportaciones mundiales de carne de cerdo con el 38.2 por ciento, seguido por Estados Unidos con el 28.4 por ciento. Durante la década reciente las exportaciones mexicanas de carne de cerdo crecieron a una tasa promedio anual de 8.1 por ciento, para ubicarse en 105.0 miles de toneladas, equivalente al 8.0 por ciento de la producción nacional. Cuyo destino principal es el mercado de Japón el que consume el 83 por ciento de las exportaciones del país.

De igual manera reconoció que las importaciones mexicanas de carne de cerdo crecieron a una tasa promedio anual de nueve por ciento, para situarse en 754 miles 700 toneladas. Así, se registró un saldo deficitario por 649 miles 700 toneladas.  El consumo nacional per cápita en el mismo periodo creció 30 por ciento, al pasar de nueve punto siete kilogramos a 12 kilogramos, lo que equivale a una Tasa Media de Crecimiento Anual (TMCA) del tres por ciento. Para 2015 las importaciones representaron el 17 por ciento del consumo nacional.

Por lo tanto la producción nacional de carne de cerdo registró una tendencia creciente durante la década reciente, con una tasa de crecimiento promedio anual de dos punto dos por ciento. Jalisco fue el primer productor nacional de carne de cerdo con 20 por ciento de la producción total, seguida por Sonora con el 17 por ciento, así como los estados de Puebla, Yucatán y Veracruz con una participación de 11 por ciento, nueve punto ocho por ciento y ocho punto ocho por ciento respectivamente.

Finalmente la SAGARPA resaltó la importancia de seguir trabajando en este campo porcino para asimismo aumentar el valor de la producción año con año y se beneficien los porcicultores, su familia y sus empleados de la misma manera y a su vez se generen más empleos en el estado.