Navidad y Año Nuevo, tiempo de reconciliación y perdón: Carlos Garfias

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Garfias Merlos rechazó la posibilidad de orientar políticamente a las personas: “Nuestra misión es iluminar, acompañar, ofrecer elementos al pueblo; pero el voto es siempre secreto, el voto es libre, cada quien, desde su propia conciencia y responsabilidad, tendrá que emitir un voto”

Garfias Merlos rechazó la posibilidad de orientar políticamente a las personas: “Nuestra misión es iluminar, acompañar, ofrecer elementos al pueblo; pero el voto es siempre secreto, el voto es libre, cada quien, desde su propia conciencia y responsabilidad, tendrá que emitir un voto”

En rueda de prensa realizada en el Cereso Mil Cumbres, el arzobispo de Morelia informó sobre las acciones de la Iglesia para atender a las víctimas de la violencia; cuestionado sobre el tema de la amnistía a delincuentes, expresó que ese no es tema para campañas, sino para un Ejecutivo ya constituido

Morelia, Michoacán, 25 de diciembre de 2017.- En el Centro de Readaptación Social “David Franco Rodríguez”, de Morelia, en la Sala de Juntas, se efectuó la Rueda de Prensa semanal del Sr. Arzobispo de Morelia D. Carlos Garfias Merlos, acompañado en esta ocasión del M.D. Félix López Rosales, director del Cereso “Mil Cumbres” Lic. David Franco Rodríguez, T.S. Miledi Rodríguez, Directora Técnica del Sistema Penitenciario, M.P. Alejandra Medina, Subdirectora de Unidad de Coordinación de Centros Penitenciarios, Pbro. Vicente López, Encargado Diocesano de la Pastoral Penitenciaria, Pbro. Raúl Sánchez, Encargado de la Oficina de Prensa, Pbro. Mateo Calvillo, Encargado de Radio y Televisión.

Luego de dar la bienvenida a los periodistas y elevar una plegaria, el Sr. Arzobispo, asistido por el Responsable Diocesano de Pastoral Penitenciaria P. Vicente López Hernández, dieron lectura al Comunicado de Prensa 35-17.

Enseguida, tocó el turno a los periodistas reunidos de formular preguntas. Acerca de cuál sería el llamado que haría la Iglesia a la administración federal sobre la situación que se vive en México, donde hay presencia de cárteles en 22 Estados, Mons. Garfias señaló que “nosotros estamos presentando aquí lo que la Iglesia está haciendo y vamos a seguir haciendo nuestra labor como Iglesia: desde la misión de evangelizar, seguiremos buscando atender a las víctimas de la violencia y seguiremos buscando estar en los espacios donde nosotros podemos hacer nuestra misión de consolar, de llenar de esperanza, de anunciar el Evangelio, de consolar al triste, de ayudar a que las personas recuperen su interioridad, su sentido de vida, su sentido de auto valor, que se puedan reincorporar a la sociedad. En el Mensaje de Navidad que les estoy haciendo llegar, un poco más extenso, estoy hablando sobre el perdón y la reconciliación como un proceso fundamental para que la persona se recupere. Desgraciadamente, como Ud. lo menciona, tenemos esta realidad de violencia, con Estados en manos del crimen organizado, que está terminando su periodo de gobierno el Presidente de la República, estamos por empezar un proceso electoral: todas ésas son realidades que en este momento nos siguen llamando a que la sociedad civil asuma su papel y podamos lograr una plataforma social, en que planteemos exactamente las necesidades y las mayores urgencias que tiene nuestro pueblo para proponérselas a las autoridades que están ahora en su responsabilidad y en su ejercicio, y también para hacer una agenda que pueda presentárseles a los candidatos, a todas aquellas personas que aspiran a poder tener un cargo de responsabilidad pública y poder hacer una agenda común que, desde el proceso electoral, se pueda acordar para que después la misma sociedad civil, en un diálogo directo, pueda darle seguimiento con quienes pudieran llegar a ser electos”.

Se le preguntó su opinión acerca de la propuesta de amnistía para el crimen organizado, a lo cual respondió que “yo estoy planteando el camino del perdón como un proceso para reconstruir a la persona. El hecho es que muchos de nosotros llevamos en nuestro interior mucho dolor y mucho sufrimiento, mucho rencor, mucho enojo, rabia y deseos de venganza, y eso se va acumulando porque la persona no hace un proceso hacia el interior y logra, primero, sanarse internamente para poder empezar a buscar la manera de recuperar las relaciones con las personas. Nosotros lo llamamos un proceso de perdón dentro de lo que hemos planteado como las ESPERE (“Escuelas de Perdón y Reconciliación”), en que vamos ayudando a la persona, primero, a que se ponga en contacto con su rabia, con su enojo, con su deseo de venganza, y después pueda darse cuenta de que depende de ella tomar la decisión de verse a sí misma de manera diferente; hay hasta una dinámica en que se les pone unos lentes y empieza a ver de forma diferente: ‘ puedes verte a ti mismo de forma diferente’, y te puedes ver con la bondad de Dios, como Dios te hizo te puedes empezar a ver a ti mismo, y eres capaz de verte a ti con tus cualidades, con tus capacidades, y de verte capaz de perdonar aquello que pareciera que es imposible perdonar. Y una vez que se hace ese proceso interno, entonces se le invita a ver al otro, y a verlo con esos mismos ojos con que se ve a sí mismo. Es un proceso que hay que hacerlo como una experiencia vivencial. Como Iglesia, nosotros tenemos el llamado a evangelizar a todos (buenos y malos): si alguien que anda en el crimen organizado, que anda en los grupos criminales, viene a buscar perdón y reconciliación, lo tenemos que recibir. Ahora bien, el tema de la amnistía, como lo plantea el líder de Morena, es un tema no para este tiempo electoral, es un tema para un Gobierno constituido, y yo creo que es el momento que habría que plantearlo. Si él llegara a ser Presidente de la República, habría entonces que plantear qué tanto podrá ser válida una posibilidad de amnistía para contrarrestar la violencia y la inseguridad. Pero, en una campaña electoral, plantearlo se me hace impropio, porque él no es el que está a cargo para poder implementar una propuesta de esa índole; para eso se necesita autoridad, para poder proponer implementar los pasos correspondientes. Si él llegar a ser Presidente, todos podríamos decirle: ‘Ahora sí, hermano, es el momento para que lo plantees’.”

Preguntado acerca de la postura de la Arquidiócesis sobre la Ley de Seguridad Interior, contestó que “si se hace una ley transitoria, tiene validez; y si la transitoriedad de esta Ley implica el compromiso y la responsabilidad de las autoridades de los diferentes niveles para asumir la responsabilidad que tienen en relación a la seguridad y al cuidad de protección de la ciudadanía, es una ley válida. Si es para que sea una Ley permanente, y es una Ley que de alguna manera permita la falta de responsabilidad de las autoridades correspondientes, no es una Ley que pueda ser la mejor”.

Al ser interrogado sobre otro comentario del líder de Morena, según el cual la Iglesia debiera orientar políticamente a las personas, pero no para una determinada opción electoral, señaló que “son principios fundamentales que todo mundo los conoce, es decir, nosotros, como ministros religiosos no podemos ni optar por un partido ni apoyar a ningún candidato. Nuestra misión es iluminar, acompañar, ofrecer elementos al pueblo; pero el voto es siempre secreto, el voto es libre, cada quien, desde su propia conciencia y responsabilidad, tendrá que emitir un voto. Yo personalmente y todos los sacerdotes, todos los Obispos, no estaremos haciendo campaña por ningún partido, por ningún candidato, y nuestra responsabilidad es mantener la imparcialidad, es es un principio fundamental.

Sobre qué balance hace de este año sobre la violencia, y en particular al de este Gobierno Estatal, dijo que “este tiempo es favorable para evaluar cada quien cómo está cumpliendo su responsabilidad. Creo que no es el mejor tiempo para que estemos evaluándonos unos a otros. Yo creo que hay tiempos. Hace algunos meses que el Gobernador presentó su Informe, y son los tiempos oportunos para poder hacer la evaluación del Gobernador en su gestión. Sin embargo, yo creo que tampoco podemos negar la realidad de la violencia, que se ha exacerbado, se ha de alguna manera recrudecido. Yo insisto mucho en que ojalá que podamos ir haciendo más esa colaboración conjunta entre los gobernantes con la sociedad civil. Y asumo que hay un esfuerzo significativo de parte de Gobierno del Estado, aunque habría muchas cosas que podrían en su momento señalársele, que están urgiendo que se atiendan; pero tampoco creo que podamos desconocer el esfuerzo que está haciéndose por parte del Gobernador y por parte de su equipo de trabajo para ir atendiendo las principales urgencias que hay en el Estado de Michoacán.

Acerca de los principales retos que ha de enfrentar la Iglesia Católica hoy en día, dijo que “el Papa Francisco nos está marcando la pauta, yo creo que allí está muy clara la tarea concreta de qué es lo que tenemos que hacer. El Papa nos dice ‘Salgan de los templos, salgan de los espacios de la Iglesia y vayan a donde está la gente’, y es lo que estamos buscando hacer”. Muestra de ello, señaló la realización de ruedas de prensa como ésta.

“Estamos buscando caminos, y estamos buscando hacer cosas precisas. Estamos implementando los centros de escucha, estamos buscando crear formas de servicio, de atención a la gente. Estamos en el esfuerzo aquí en Morelia y en todo México y en toda la Iglesia. El Papa nos lo ha marcado muy claramente: ‘tenemos que ser una Iglesia en salida’, tenemos que ir a donde están las personas y adonde están las situaciones y las necesidades”.

Acerca de si existe crisis en la Iglesia y acerca de su opinión sobre los pederastas, contestó: “En todos los espacios donde hay personas humanas, hay situaciones que hay que ir resolviendo, y si a eso le llamamos crisis, hay crisis como en todos lados. Yo creo que la Iglesia está en el mejor esfuerzo. Aquí en Morelia Uds. son testigos de lo que estamos buscando implementar: voy a cumplir un año y estamos ya ampliando la vigencia del Plan Diocesano de Pastoral a diez años, estamos arrancando una primera etapa. Estamos poniendo en el centro a los jóvenes, la familia, estamos buscando la construcción de la paz, abriendo centros de atención a las víctimas de la violencia, estamos en el esfuerzo de crear un modelo de formación y capacitación para los sacerdotes para poderles ayudar a que puedan tener elementos para ser constructores de paz, para ser reconciliadores, para que puedan ayudar a resolver conflictos. Estamos en el empeño. Y así como aquí, está haciéndose el esfuerzo en las diferentes Diócesis de México y en la Iglesia: el papa nos ha ido marcando el camino. Acerca del abuso de niños, dijo que donde haya un clérigo pederasta hay que denunciarlo formalmente ante la autoridad civil, y ante la autoridad eclesiástica y proceder contra él.

En otro orden de ideas, se le preguntó a las autoridades del reclusorio, la población actual de internos, a lo cual su representante contestó que hay 1,559 hasta el momento: de ellos, 1,477 varones y 82 mujeres. Los delitos más recurrentes por los que se les ha ingresado están los de portación de arma de fuego sin licencia, robos, homicidios, violación. Informó que ese día tendría una pastorela y se les ofrecería una cena a todos los internos.