Por bloqueos de la CNTE, valoran trasladar operaciones de LC a Manzanillo

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En los últimos días, la ferroviaria Kansas City Southern de México (KCSM), que opera en el Puerto de Lázaro Cárdenas en Michoacán, registró un acumulado de 124 horas de bloqueo que ha detenido el libre paso de 48 trenes

En los últimos días, la ferroviaria Kansas City Southern de México (KCSM), que opera en el Puerto de Lázaro Cárdenas en Michoacán, registró un acumulado de 124 horas de bloqueo que ha detenido el libre paso de 48 trenes

Difícil de cuantificar el impacto económico en el servicio de transporte en Michoacán; de continuar la misma situación, la naviera Maersk Line tomará como ruta alternativa el Puerto de Manzanillo, en Colima, para mantener el servicio en el Pacífico mexicano

 –

México, D.F., 22 de julio de 2016.- Con un impacto económico difícil de cuantificar, la cadena logística que provee el servicio de transporte en Michoacán sufre numerosos retrasos en sus entregas por los bloqueos en la vialidad ferroviaria que realiza la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En los últimos días, la ferroviaria Kansas City Southern de México (KCSM), que opera en el Puerto de Lázaro Cárdenas en Michoacán, registró un acumulado de 124 horas de bloqueo que ha detenido el libre paso de 48 trenes, según su registro hasta el pasado lunes 18 de julio.

Los integrantes de la CNTE han colocado campamentos sobre las vías del ferrocarril en la capital del estado para impedir el transporte de mercancías entre el puerto michoacano.

Según información que envió la empresa por escrito a Expansión, luego de la petición de entrevista, los bloqueos en las vías del tren en Michoacán se registraron en los municipios de Lázaro Cárdenas, Arteaga, Coahuayana, Nueva Italia, Uruapan, Los Reyes, Pátzcuaro, Morelia, Yurécuaro, Maravatío, Apatzingán y Zitácuaro.

“KCSM decidió suspender (ayer) la toma de reservaciones en sus trenes, como una medida de fuerza mayor, que significa no documentar nada ni aceptar ningunas reservaciones de contenedores por tren”, comentó Pablo Flores, gerente comercial de la naviera Maersk Line.

En los últimos 11 días, la naviera ha tenido una operación intermitente en la operación que tiene en el Puerto de Lázaro Cárdenas, como consecuencia del bloqueo ferroviario. “La carga no está fluyendo, no se puede mover toda la carga de importación y también tenemos muchos contenedores varados con carga de exportación”, dijo Flores.

La empresa reporta 1,200 contenedores de importación y 800 de exportación parados. Normalmente mueve 200 contenedores por día en el movimiento internacional por el puerto de Michoacán.

De continuar la situación, en tres o cuatro días se dejará de tener equipo para exportación y los distintos clientes que ocupan los contenedores no podrán sacar sus productos de las plantas, explicó Flores.

La alternativa para mover la carga por camión incrementará los costos en 250 dólares más en la ruta Lázaro Cárdenas-Ciudad de México. En el caso de la mercancía que viaja en la ruta Lázaro Cárdenas-Monterrey, el costo aumentaría a 400 dólares más por contenedor. El costo normal de un contenedor por tren es de 1,000 dólares, y por camión es de 1,400 dólares.

De continuar la misma situación, pronto Maersk Line tomará como ruta alternativa el Puerto de Manzanillo, en Colima, para mantener el servicio en el Pacífico mexicano.

“Nuestro negocio es mover carga, y es un costo de oportunidad el tener parados los contenedores” dijo el directivo de la naviera.

En el documento enviado a Expansión por la ferroviaria KCSM, que encabeza en México José Zozaya, la compañía afirma que espera que “las instancias correspondientes resolverán de manera favorable esta situación a la brevedad posible para poder restablecer nuestro servicio”. (CON INFORMACIÓN DE: EXPANSIÓN).