Reconocen a Ema Ortega Chávez por 32 años de trabajo en DIF Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Su trabajo se centró en la atención a niñas y niños de los Centros de Desarrollo Infantil (CADI)

Su trabajo se centró en la atención a niñas y niños de los Centros de Desarrollo Infantil (CADI)

Rocío Beamonte Romero expresó su agradecimiento por el tiempo laboral  que dedicó una mujer alegre, positiva que siempre ve el lado bueno de cada situación al cuidado de niñas y niños, y reiteró la invitación a que regrese a las instalaciones  a saludar a sus amigas y amigos

Morelia, Michoacán, 17 de agosto de 2018.- Ema Ortega Chávez  recibió un  reconocimiento especial por 32 años de trabajo  a favor de las niñas y niños, hijos de madres trabajadoras que confían en los Centros de Atención y Desarrollo Infantil del  Sistema DIF Michoacán, de manos de la directora General de la institución  Rocío Beamonte Romero.

Beamonte Romero expresó su agradecimiento por el tiempo laboral  que dedicó una mujer alegre, positiva que siempre ve el lado bueno de cada situación al cuidado de niñas y niños, y reiteró la invitación a que regrese a las instalaciones  a saludar a sus amigas y amigos.

La homenajeada  festejó con sus compañeras y compañeros de trabajo y  con la presencia también de Antonio Ferreyra Piñón, líder del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (STASPE) quien la felicitó por su decisión de retirarse y hacer uso de sus derechos de jubilación, y sobre todo reconoció a la comunidad del Sistema DIF Michoacán y a sus autoridades el que se conmemore a una mujer que trabajo con compromiso y convicción.

Le recomendó a la festejada que en la nueva etapa se reúna con los grupos jubilados para que la dinámica de su vida, sea con la misma alegría que la  caracteriza.

Ema Ortega Chávez dio gracias a todos los presentes y manifestó su satisfacción de recibir su reconocimiento,  y recordó cómo, por esa convicción y el cariño a su trabajo, llegó muchas veces tarde a su casa, pero logró ser comprendida por su esposo y su familia de la importancia y gran demanda que representaba cuidar a niños que de pronto no se podían quedar solos, hasta que llegaran sus padres por ellos a las instalaciones del CADI.