Se ordenan 13 nuevos sacerdotes en la Arquidiócesis de Morelia

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Garfias Merlos, agradeció por las vocaciones sacerdotales con las que ha sido bendecida la Arquidiócesis de Morelia a lo largo de su historia

Garfias Merlos, agradeció por las vocaciones sacerdotales con las que ha sido bendecida la Arquidiócesis de Morelia a lo largo de su historia

El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias, hizo un especial reconocimiento al “Seminario de Morelia, quien a lo largo de casi 250 años de vida a través de formadores y maestros sigue en su empeño de formar pastores a imagen de Cristo Sacerdote”

Morelia, Michoacán, 27 de septiembre de 2018.- 13 nuevos sacerdotes para bendición de la Arquidiócesis de Morelia, fueron ordenados por el señor Arzobispo, Monseñor Carlos Garfias Merlos, hoy 27 de septiembre en la Catedral de Morelia.

En la misa de ordenación sacerdotal, estuvieron presentes los Obispos Auxiliares de Morelia, Mons. Carlos Suárez Cázares, Mons. Herculano Medina Garfias, Mons. Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, y los obispos eméritos, Cardenal Alberto Suarez Inda, Arzobispo Emérito de Morelia y Mons. Alejo Zavala Castro, Obispo Emérito de Chilpancingo, Guerrero, así como sacerdotes, familiares y amigos de los nuevos sacerdotes.

En la homilía el señor Arzobispo les dijo a “Israel, Félix, José Israel, Juan Carlos, Josué, Rafael de Jesús, Armando, Manuel de Jesús, Hugo Alberto, Alfonso, Raúl, David, y Néstor Armando; ha llegado el momento esperado y de tanto significado y trascendencia en su vida. Desde hoy podremos decirle a cada uno de ustedes, como hemos cantado en el salmo: Tú eres Sacerdote para siempre”.

“Queridos diáconos que recibirán hoy el Orden del Presbiterado, ustedes serán configurados con Cristo Sumo y Eterno Sacerdote, serán consagrados como auténticos sacerdotes del Nuevo Testamento, y con este título, que los une en el sacerdocio a su Obispo, serán predicadores del Evangelio, pastores del pueblo de Dios, y presidirán los actos de culto, especialmente la celebración del sacrificio del Señor”.

Mons. Garfias Merlos puso como ejemplo la “hermosa y delicada vocación de Jeremías, igual que a Jeremías también a ustedes Dios les ha hablado, ha tocado con su mano sus labios para anunciar su Buena Nueva. Han sido llamados a anunciar el amor de Dios a los jóvenes, a las familias, a los pobres, a todo los que sufren; están llamados a ser profetas del amor de Dios. Sean fuertes como Jeremías, en las dificultades del anuncio dejen que Dios sea su guía, su fortaleza y su paz”.

También les pidió a ejemplo de Jeremías, quien sintió “la debilidad humana en su caminar sacerdotal” recordar que por encima de la debilidad “está la fuerza del Sumo Sacerdote que es Cristo”.

Así mismo, pidió a sus familiares y a la comunidad orar por los sacerdotes, “les pido valorarlos y apreciarlos más que murmurarlos o criticarlos, pues no son seres extraordinarios, son hombres ordinarios con capacidades y dones extraordinarios, ellos están en el mundo pero no son del mundo debido al compromiso y obediencia que asumen en el momento mismo en el que aceptan el llamado del señor a la misión pastoral, y como seres ordinarios que son, están expuestos a las maldades que ofrece este mundo, las tentaciones en ellos siempre van a estar, son hombres vulnerables como lo fue Jesús cuando sufrió las tentaciones en el desierto, es por eso que debemos ayudarlos y apoyarlos con nuestras oraciones por el fortalecimiento de su Fe, para que no desfallezcan en su vocación y misión pastoral, así como también pedirle a Dios por todas las vocaciones sacerdotales y religiosas”.

Y les recordó que “Jesús ya ha orado al Padre por ustedes para que con su ordenación de presbíteros se integren a su presbiterio, quienes conmigo su Obispo, con los obispos auxiliares y eméritos, recibirán la misión de pescar hombres y devolverles la certeza y el sentido de la vida, que podrá ser recuperado junto a Jesucristo, revelado por el Padre en el Espíritu, rostro humano de Dios. Desde hoy, siéntanse pastores con la misión de que las ovejas a su cuidado tengan vida digna, en Cristo, nuestra paz. Tengan siempre ante sus ojos el ejemplo del Buen Pastor, que no vino a ser servido, sino a servir, vino a buscar y salvar lo que estaba perdido”.

Al finalizar su mensaje, monseñor Carlos Garfias Merlos, agradeció por las vocaciones sacerdotales con las que ha sido bendecida la Arquidiócesis de Morelia a lo largo de su historia. E hizo un especial reconocimiento al “Seminario de Morelia, quien a lo largo de casi 250 años de vida a través de formadores y maestros sigue en su empeño de formar pastores a imagen de Cristo Sacerdote”.

Los nuevos sacerdotes:

Hugo A. Reyes Santiago. Armando Moreno Ruiz. Josué Maass Nava. Néstor Yahuaca Cortés. Alfonso Salazar Servín. J. Israel Galindo Carmona. Israel Barrera Ruiz. Félix Esquivel García. Manuel Núñez Ramírez. David Torres Ponce. Rafael Martínez Ramírez. Juan Carlos García García. Raúl Torres González.