También los transportistas llegaron al hartazgo: Martínez Pasalagua

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Igual que cualquier otro sector de los que conforman la sociedad michoacana, los transportistas enfrentamos severamente los embates de la inflación y también el desequilibrio financiero por la inequidad en la economía: Martínez Pasalagua

Martínez Pasalagua también reiteró que el ajuste tarifario que se aprobó de ocho pesos, queda totalmente rebasado

“Igual que cualquier ciudadano, gremio o sector, los transportistas, también están tocando los límites de la prudencia; llegaron al hartazgo ante los embates inflacionarios y un ajuste tarifario insuficiente que ha sido rebasado, el gasolinazo rebasa todo”, señaló el dirigente estatal de la CRT

Morelia, Michoacán, 30 de diciembre de 2016.- “Igual que cualquier ciudadano, gremio o sector, los transportistas, también están tocando los límites de la prudencia; llegaron al hartazgo ante los embates inflacionarios y un ajuste tarifario insuficiente que ha sido rebasado, el gasolinazo rebasa todo”.

Así lo señaló contundente el dirigente estatal de la Comisión Reguladora de Transporte (CRT), José Trinidad Martínez Pasalagua quien también reiteró que el ajuste tarifario que se aprobó de ocho pesos, queda totalmente rebasado.

Contra la estrategia federal de un veinte por ciento de incremento en las gasolinas, “el gobierno pretende darnos el tiro de gracia y ninguna de las justificaciones que han salido a proporcionar el titular de la SHyCP, ni otros funcionarios y menos el líder nacional del PRI, resultan satisfactorias”.

Lo único que puede dar una respuesta al pueblo será que el gobierno desista de su intensión y ponga un alto a las “burlas” de que,  con dos pesos de incremento a salarios mínimos es suficiente para el gasto de canasta básica y transporte de la mayoría de los mexicanos y avaló el ex´lider nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, con sus desafortunadas declaraciones.

Y respecto a lo que aprobó el congreso local para el gremio transportista, Martínez Pasalagua recordó que permitió el mismo costo de 2016 en el pago de renovación de concesión y los legisladores accedieron a no (dobletear)  impuestos como el cobro de revista mecánica  y el certificado de no infracción que ya se pagan al estado y municipio, el dos por ciento sobre la publicidad y un descuento en las licencias.

No obstante, precisó que los transportistas vienen arrastrando los efectos de la pérdida del poder adquisitivo y sin un ajuste tarifario desde hace tres años y medio y aun en esas circunstancias, la CRT ha buscado mantener la calidad del servicio a través de unidades en buen estado.

Este sector explicó, cuenta con una fuerza de trabajo significativa; en el estado existen más de 40 mil concesionarios de los que el 80 por ciento contratan un chofer, sumando aproximadamente más de 32 mil chóferes y el 20 por ciento de este porcentaje,  contrata a dos chóferes en igual número de turnos, o sea 8 mil, lo que nos suma más de 80 mil familias de 4 a 5 miembros los cuales hacen 400.000 personas que viven del o en el transporte.

Lo anterior, sin contabilizar los indirectos como los mecánicos, checadores de ruta, las refaccionarias, talacheras, llanteras, gasolineras y la industria automotriz, representando después del magisterio el segundo gremio de importancia en membresía del estado, con la diferencia que en el caso de los transportistas, enfrentan la complejidad de intereses encontrados en lo económico, social y político.

También comentó que para proporcionar el servicio, se cuenta con rastreo GPS por satélite para disminuir los excesos de velocidad, la continuidad en el servicio, la llegada a cada punto de la ciudad a tiempo, además que sirve para proteger los altos índices de robo y asalto en las unidades.

En la calidad del servicio apuntó, se suma el reglamento para los choferes en donde queda estrictamente prohibido utilizar teléfonos celulares, llevar el volumen alto del radio, fumar, conducir en exceso de velocidad, mal trato al usuario y respetar  a los compañeros de su gremio y/o de otros gremios y a los peatones entre otras reglas.

Finalmente Martínez Pasalagua reiteró que la situación económica actual y la que se prevé para el próximo año, también le pega a los transportistas que se suman al reclamo general de un “ya basta porque el hilo del que pende la prudencia de la población, está por romperse”.