Justicia

Dulce Angélica, madre y agente con convicción, vocación y amor por su labor

Durante los seis años que ha formado parte de la SSP, la oficial ha pertenecido a diferentes Direcciones, como lo son: Tránsito y Movilidad, Educación Vial y actualmente el Agrupamiento de la Policía Turística

Morelia, Michoacán, 10 de mayo de 2022.- Dulce Angélica, es una joven mujer y madre policía, quien forma parte del personal del recientemente creado Agrupamiento de la Policía Turística, de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Con cuatro hijos -uno en secundaría y tres más en primaria-, Angélica vive su día a día con la energía que le transmiten sus pequeños al demostrar su apoyo incondicional por su labor, misma que realiza diariamente entusiasmada.

Cada mañana al despertar a muy temprana hora prepara el desayuno y alista a cada uno de sus hijos para después llevarlos a la escuela. Angélica amanece con un humor positivo dibujando una enorme y contagiosa sonrisa que suele caracterizarla en el rostro. Después de sus primeras labores como madre de familia, la entusiasta oficial se traslada a la capacitación que le es impartida como elemento adscrito a la Policía Turística, la cual se efectúa dentro de un convenio signado entre la SSP y la Secretaría de Turismo (Sectur).

Dulce siente y expresa un enorme agradecimiento por todo el apoyo que sus padres le brindan, pues ellos han sido su pilar para el cuidado y la educación de sus hijos. La agente tiene seis años perteneciendo a la noble institución policial, su madre (quien también nos comentó, es policía) tiene ocho años siendo parte de esta corporación. Para Dulce ha sido un orgullo formar parte de Seguridad Pública, su interés creció cuando vio la evolución de su madre en el quehacer policiaco y ese fue su ejemplo.

Dulce vuelve a casa por la noche y a pesar de lo cansada que pueda sentirse, toma unos minutos para revisar tareas y entablar una conversación con sus niños; la tranquilidad y felicidad que le contagian cada uno de sus pequeños la hace sentirse satisfecha y bendecida de salir cada mañana a desempeñar su trabajo con la certeza de hacerlo por el amor a su familia y con la convicción de ofrecer un futuro seguro.

Los fines de semana, la joven agente de 31 años de edad cursa una Licenciatura en Pedagogía, además procura organizar sus días para pasar más tiempo de calidad con sus hijos y llevar a cabo actividades de recreación y/o deportivas; lo que les permita fortalecer la comunicación y vínculo familiar.

A Dulce le ha sido difícil conjugar el papel de madre con su labor como policía, ya que comenta que el tener dos jóvenes entrando en la adolescencia es algo difícil para educar, aunque también ha sido muy emotivo, pues recibe el apoyo de todos sus hijos. Angélica se considera una mamá bendecida, pues sus hijos entienden completamente su labor y nunca le han reprochado nada a esta mujer que es referente de sus hijos porque les ha inculcado el compromiso, el trabajo y sobretodo les brinda mucho amor.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: